1496

{ENTREVISTAS}

El 67 por ciento de las personas atendidas por Cruz Roja durante la pandemia son mujeres

La desigualdad de género provoca mayores niveles de pobreza y exclusión social.

La desigualdad de género está en la base de la discriminación que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo y se manifiesta de múltiples formas: pobreza y exclusión, precariedad laboral, brecha salarial y de pensiones, falta de oportunidades o vulneraciones de derechos, como las agresiones sexuales o la violencia de género. La desigualdad de género provoca mayores niveles de pobreza y exclusión social y se evidencia en datos: el 61,7% de las personas atendidas por la organización humanitaria Cruz Roja durante la pandemia son mujeres.

 

Gran parte de esta labor se realiza gracias a la participación del voluntariado, siendo Cruz Roja la mayor organización de voluntariado en La Rioja con más de 4.000 personas voluntarias y asimiladas. De ellas, más de 900 personas han sido movilizadas durante el Plan Cruz Roja RESPONDE y el 58% son mujeres. La organización impulsa la perspectiva de género para que esté presente en su política organizacional y en sus programas y proyectos, lo que además permite hacer más eficaces sus intervenciones.

 

Por otra parte, las consecuencias de la pandemia causada por la COVID-19 están afectando a todas las personas, pero está teniendo un mayor impacto en las mujeres. En un avance de las conclusiones del Boletín sobre la Vulnerabilidad Social nº 24 de Cruz Roja denominado ‘El impacto de la COVID-19 en la población atendida por Cruz Roja en el Programa RESPONDE’ y que se presentará el próximo 11 de marzo, los datos ponen de manifiesto que existe un impacto negativo de género por la pandemia, que se lee en todas las variables analizadas: las mujeres atendidas en RESPONDE refieren peores indicadores de salud, mayor afectación por la COVID-19, más desempleo, menos ERTES y menos ingresos que los hombres.

A este mayor impacto, es necesario añadir la sobrecarga de trabajo que ha supuesto para las mujeres las tareas domésticas y de cuidados durante el confinamiento. La corresponsabilidad entre los dos miembros de la pareja solo se da, en el mejor de los casos en el 29,4% (en la tarea más compartida: el cuidado de menores u dependientes).

 

Por último, hay que subrayar el impacto del confinamiento en la violencia de género: en España, el 1,7% de las mujeres atendidas en el programa RESPONDE señala haber sufrido violencia de género desde la declaración del estado de alarma.

 

Intervención general de Cruz Roja con las mujeres

En el ámbito del empleo, Cruz Roja trabaja desde la mejora de las competencias personales y profesionales de las mujeres con el fin de aumentar su empleabilidad. En 2020, 65.410 mujeres, en el ámbito nacional, participaron en proyectos de formación y empleo; de las mujeres que participaron en Itinerarios de Inserción, el 34% consiguió un empleo, y el 54% se formó en diferentes ámbitos para la mejora de su empleabilidad.

 

Entre las actuaciones que lleva a cabo la organización humanitaria con mujeres y niñas desde los programas de inclusión, muchas llevan implícito el objetivo de fomentar su empoderamiento, como los grupos para mujeres víctimas de violencia de género que favorecen su recuperación emocional, la superación de la violencia sufrida y la construcción de redes sólidas de apoyo mutuo. El apoyo a mujeres migrantes busca que estas construyan sus propias redes y obtengan herramientas para el libre ejercicio de sus derechos. 

 

Otras de estas actividades con mujeres son talleres de autodefensa, de autocuidado y sexualidad, formaciones en igualdad de oportunidades y para la prevención de violencias machistas, así como actividades de ocio y expresión de emociones de una forma lúdica. En total, durante 2020, Cruz Roja atendió en España a más de 30.000 mujeres en dificultad social./SPOONFUL

 

 



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar