1003

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'El día que se perdió el amor', un thriller de Javier Castillo

'El día que se perdió el amor' es la continuación de la exitosa novela superventas 'El día que se perdió la cordura', con más de 100.000 ejemplares vendidos, del joven escritor Javier Castillo. Una digna sucesora de la anterior que resuelve dudas y deja claro que Castillo es un gran narrador.

 

A las doce de la mañana del 14 de diciembre, una joven llena de magulladuras se presenta desnuda en las instalaciones del FBI de Nueva York con varias notas amarillentas en la mano. El inspector Bowring, jefe de la Unidad de Criminología, intentará descubrir qué oculta la joven y su supuesta conexión con otro caso, el de una mujer que aparece decapitada horas más tarde y cuyo nombre coincide con el que estaba escrito en una de las notas. A medida que avance en la investigación, el inspector Bowring se dará cuenta de que este caso abre antiguas heridas difíciles de cicatrizar. 

 

'El día que se perdió el amor' es una novela, como ya ocurría con su antecesora, de trama compleja, lenguaje rico y gran cantidad de diálogos que aligeran la lectura y la hacen más dinámica. Además, he notado respecto al libro anterior, en cuanto a lenguaje y técnica se refiere, una mayor corrección que también hace que la lectura de esta segunda obra haya sido, en ese sentido, más placentera. Sigue, eso sí, manteniendo su esencia y esa forma de escribir tan característica de Castillo que aun no siendo artificiosa si es muy rica.

 

Es un thriller con mucha acción, desde la página uno, y una intriga muy bien llevada y orquestada donde el amor y la muerte vuelven a jugar un papel fundamental siendo los ejes vertebradores de la historia.

 

Como ya dije cuando reseñé su anterior novela, me parece que Castillo juega muy bien con los tiempos y los personajes. Ha trabajado y escrito una trama difícil, abundante en giros argumentales que mueven al lector por unas historias que si bien, debido a la lectura de su primera novela, ya no causan tanta sorpresa, sí crean un innegable desconcierto en algunos capítulos y asombro en otros. Mantiene de esta forma al lector pegado a las páginas buscando solución a las múltiples puertas abiertas de esta y de la anterior novela.

 

El final, al igual que ocurría en la anterior entrega de la bilogía, es inesperado. Sabes parte de lo que va a ocurrir o, al menos, lo intuyes, pero cuando llega el momento de comprobar si tus sospechas son ciertas, el autor gira de nuevo, te esquiva, y te ofrece una alternativa en la que no habías pensado demasiado y que hace que el círculo, por fin, se cierre.

 

Como ya me ocurrió con la anterior entrega, la he leído en apenas días y he disfrutado con ella. Me ha gustado mucho. Quizá no tanto, he de reconocer, como la primera, lo que se debe, estoy casi segura de ello, al factor sorpresa. Me explico. La primera vez que leí a Javier Castillo no sabía a qué me iba a enfrentar; qué clase de texto o historia sería. Y resultó una grata sorpresa y una más que satisfactoria lectura. Por eso su segunda entrega ya no podía, aunque fuera también muy buena, causar el mismo efecto.

 

Os recomiendo, sin duda, la lectura de esta novela. De la bilogía completa, en realidad. Son buenos libros con una historia diferente que creo que disfrutaréis./Verónica García Peña, 'El ladrón de sueños' es su última novela. 

 

* Reseña de 'El día que se perdió la cordura' (Javier Castillo)



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar