1132

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Pasaje de las sombras', de Arnaldur Indridason

La novela de la que vamos a hablar en esta ocasión, 'Pasaje de las sombras', del islandés Arnaldur Indridason, fue ganadora del VII Premio Internacional RBA de Novela Negra 2013 y es una historia que camina entre la Islandia de hace sesenta años y la actual.

 

En 'Pasaje de las sombras' dos agentes de policía acuden a un inmueble de la capital islandesa alertados por una inquilina que está preocupada porque uno de sus vecinos lleva tiempo sin dar señales de vida. Tras acceder al apartamento del vecino, descubren su cadáver sobre la cama. La falta de señales de violencia y la avanzada edad del difunto apuntan a que la muerte se ha debido a causas naturales. Sin embargo, el análisis forense posterior dictamina que falleció por asfixia, practicada seguramente con una almohada.

Seis décadas antes, a finales de la Segunda Guerra Mundial, las tropas estadounidenses han tomado el relevo de las británicas en Islandia, despertando el recelo de los lugareños. No les gusta que las mujeres jóvenes islandesas mantengan relaciones con miembros del ejército extranjero. Una pareja formada, precisamente, por una islandesa y un soldado norteamericano pasean por Reykiavik  y a su paso por el Teatro Nacional descubren el cadáver de una mujer tapado torpemente con cartones.

 

A partir de este instante, nos adentraremos en dos investigaciones temporales que van revelando las conexiones entre el asesinato en 1944 de la chica hallada en el Teatro Nacional, llamada Rosámunda y empleada en un taller de costura, y la extraña muerte del anciano en nuestros días.

 

Soy seguidora de la literatura nórdica en general, leo muchas obras de aquellos lares, pero la islandesa, no sé por qué, me tiene cautivada. Cada vez que llega a mis manos un libro islandés, no me puedo resistir a leerlo de inmediato. Y sí, como en todo, hay algunos mejores que otros y, de momento, me sigo quedando con la magnífica imaginación, descripción e invención de Yrsa Sigurðardóttir, pero Arnaldur Indridason es otro autor a tener muy en cuenta y, por supuesto, a leer con cierta asiduidad. Me ha gustado su novela.

 

Quizá sea la mezcla entre la realidad y las leyendas y mitos locales lo que me seduce. O tal vez la forma en la que los islandeses se describen a sí mismos y a sus paisajes con una narrativa algo sombría en algunas ocasiones, rozando la tristeza. A lo mejor solo se trata de la capacidad de esa tierra mágica para envolverte y trasladarte a sus espectaculares horizontes transmitiendo las sensaciones e imágenes de los libros como reales. No lo tengo claro, pero me tiene atrapada.

Como os decía, la novela de Indridason me ha gustado. Sobre todo la parte referente a las investigaciones de 1944. Esos capítulos son con los que más he disfrutado y he aprendido. El autor define y fotografía aquella época con mucho detalle y la hila muy bien con el presente haciendo que los saltos  temporales no resulten ni forzados ni desagradables. Se ven como naturales y no ralentizan la lectura.

 

También cabe destacar los personajes de ese tiempo que están más definidos y tienen una mayor profundidad que los protagonistas actuales. A mi juicio, estos últimos son meros transportistas de la historia en verdad importante que es la que sucede en los 40. Solo hay un personaje que en ambas épocas está igualmente bien presentado y desarrollado, muy importante en ambas, que es la propia Islandia.

 

Os invito, por tanto, si todavía no lo habéis hecho, a descubrir la literatura islandesa y a disfrutar de su particular forma de narrar, quizá en algunas ocasiones un tanto triste o un tanto opresiva, pero que describe paisajes y horizontes a la perfección y que inventa historias muy buenas rodeadas un halo de misterio que cautiva./Verónica García Peña, 'El ladrón de sueños'  es su última novela.

 



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar