1282

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

El día que llegaste a mí

Era domingo por la tarde. Las hojas caían lentamente de los árboles, y tú caminabas despreocupadamente sin pensar en nada. La brisa fresca del lago revolvía tu pelo liso, despeinando las horas que transcurrían lentas y anodinas en las calles andaluzas. El olor de las flores asomaba en los balcones de aquellas mujeres que con su acento hacían sonar melodías en cada rincón de su cuerpo y de su alma. Entonces me miraste, con esa cara de "ven a comerte el mundo conmigo aquí, ahora. Hoy. Hasta que no sepamos lo que pasará mañana". Me mostraste tus hoyuelos sujetando la sonrisa más bonita que recuerdo, y desde aquel preciso momento supe que no mentías. Estaba a punto de llegar lo mejor que me pasaría en la vida./Raquel Villar



Autor: Raquel Villar

Suscripción a la Newsletter Enviar