999

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

Hogar, dulce hogar

No quiero poseer un hogar al que volver, las posesiones están sobrevaloradas. No quiero carteles con mi nombre en aeropuertos, quiero abrazos con suspiros que lleven mi nombre y todas esas palabras que no necesitan ser dichas. No quiero bonitos mensajes de despedida, quiero tequilas de bienvenida. No quiero tener un hogar, porque no quiero tener un lugar al que volver siempre. Quiero que a mi hogar no le haga falta más que, una conciencia limpia sobre la que dormir, un sentimiento de coherencia y la paz y el desasosiego que da actuar como se siente en cada momento. Quiero ser mi hogar. Quiero que mi hogar sean las personas a las que quiero sin importar donde estén. Quiero ser el hogar de las personas que me quieren sin importar los kilómetros que nos separen./María Goñi Cocinelle (@cocinelleblog)



Autor: María Goñi

Suscripción a la Newsletter Enviar