1371

{ENTREVISTAS}

'Antinatura', cuando los sueños se resquebrajan

La novela gráfica de Sofía Moreno reflexiona sobre el choque de los jóvenes con el mercado laboral

No es ninguna sorpresa que las generaciones que actualmente pelean por entrar en el mercado laboral son unas de las más preparadas a nivel académico del país. Sin embargo, esa inversión que sus familias han decidido apoyar para ofrecerles un futuro mejor -o que los estudiantes mismos han peleado a través de becas y trabajos paralelos-, no siempre encuentra resultados. En 'Antinatura' nos topamos con cuatro anécdotas basadas en hechos reales que nos trasladarán al mundo agridulce de la juventud contemporánea. "Un mundo donde la experiencia segmentada es un factor muy deseable pero nada o poco real en las prácticas curriculares, un lugar donde ciertos sueños se resquebrajan en fragmentos que a su vez estallan contra la nueva realidad del emprendimiento o caen en el colchón de la reducción de expectativas para, de pronto, toparse con una felicidad inesperada al lograr traducir tiempo en dinero y sentirse, dentro de un sistema capitalista, productivos".

 

'Antinatura' es la primera novela gráfica de Sofía Moreno. "Siempre quise desarrollar el lenguaje universal que para mí son las artes, por eso las estudié y posteriormente me especialicé en aquello que les da sentido: su público. Ahora trabajo para hacer llegar mensajes a los demás por medio de luz, papel y palabras, entre otros elementos. 

 

SPOONFUL.- ¿Cómo surgió la idea de la novela?

La idea de la novela surgió como suelen surgir todas las ideas: hablando con las personas. Por aquel entonces acababa de terminar mi especialización y las conversaciones con mis amistades discurrían mucho sobre qué nos depararía el futuro laboral. Muchas de esas anécdotas han logrado inspirar lo que es hoy 'Antinatura'.

 

S.- ¿Tenías claro desde el principio qué querías contar?

Cuando inicié el proyecto de novela gráfica quería simplemente testear nuevas formas de expresión dando forma superficial a personajes que retrataran mi presente y el de mi entorno más cercano. Sin embargo, la obra fue cobrando vida propia y echó a andar por sí misma entrelazando personajes, visibilizando problemáticas reales...

 

S.- ¿Los jóvenes son conscientes del choque con la realidad al iniciar las carreras?

En algunos casos sí, pero opino que generalmente no. Desde el último año de la ESO se presiona a los estudiantes para que decidan si van a ser ingenieros, médicos o astronautas y esa presión se perpetua de manera individual en cada cual. Hasta que finalmente terminan de estudiar y la sensación del vacío de esa rutina les insta a buscar llenarla con un trabajo que tiene pautas totalmente diferentes a la universidad. Sigue siendo aprendizaje pero hay que saber verlo.

 

S.- Debería existir una asignatura de 'prevención' o 'alerta' sobre la realidad y el futuro al salir de la universidad?

Más bien creo que cada asignatura podría plantearse este debate con las particularidades que merezcan para hacer aproximaciones prácticas de lo que se puede exigir en diferentes empresas al salir del entorno académico. De tal manera que, si por ejemplo estamos dando diseño gráfico, los estudiantes se sientan preparados para plantear alternativas de mejora estética a su empresa en el futuro.

 

S.- ¿Siempre te ha gustado contar historias?

Sí que recuerde, pero sobre todo dibujarlas. A veces pasaba minutos redactando un pequeño poema pero recreos enteros tratando de transformarlo en imagen.

La era post-pandemia que se cierne sobre nosotros si bien no suaviza este panorama, sí que nos abre un abanico de posibilidades hasta ahora inexistentes. "Un terreno donde el ensayo y el error conseguirán verdaderamente hacer avanzar a cada cual dentro de sus deseos individualistas o colectivos. Porque efectivamente, también los egos han cambiado. Las redes sociales, las interacciones que en ellas hacemos, han cambiado nuestro sentido de comunidad. La cultura se ha expandido por la vía telemática mientras teníamos que estar confinados y su poder sanador, la atracción que el sector genera, ha logrado cautivar nuestras mentes y encerrarlas temporalmente en libros, canciones, series o películas. En definitiva; lejos de la realidad sesgada por los noticiarios  -nuestras ventanas al mundo desde casa".

 

'Antinatura' es la primera novela gráfica que Sofía Moreno ha decidido auto-publicar para conocer así la opinión de la gente sobre su forma de traducir la realidad. "Es un experimento, un ensayo gráfico que, si bien puede mejorarse de múltiples maneras, podrá también ser germen de otros muchos proyectos -tanto propios como tal vez ajenos". 'Antinatura nació en el plano físico en la primera semana del confinamiento -pues llevaba ya varias semanas en la imprenta riojana Gráficas Isasa, en Arnedo, lo cual la convierte en un producto eminentemente local. Digna fecha para todas las controversias y reflexiones que recoge.

S.- ¿Cómo va la aceptación de 'Antinatura' en estos tiempos extraños?

Mejor de lo esperado, la verdad. Creía que iba a ser difícil difundir la obra dadas las condiciones pero decidí apostar por intentarlo -pues ya estaba materializada en mi estudio. Ha generado reacciones muy conmovedoras de personas que están terminando ahora sus estudios y me han agradecido la dosis de realidad. Solamente por eso ha merecido la pena.

 

/Javi Muro/SPOONFUL

 

* 'Antinatura' puede adquirirse en la librería El Castillo de Libros en Logroño, en la librería de Cati en Albelda, o contactando directamente a través de la autora contactando por Instagram @smordomin, vía Facebook (Sofía Moreno Dmgz) y en su tienda Etsy (SMorDomin Creations).



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar