1308

{ENTREVISTAS}

'Aunque no me gusta escribir con música, está muy presente en la novela y cada capítulo lleva el título de una canción'

Nagore Suárez publica 'La música de los huesos', su primera novela

'La música de los huesos' es la primera novela  de Nagore Suárez, pero a sus 26 años no es ninguna novata en los relatos de género negro, poliaco o thriller. Sus hilos de misterio en Twitter congregaron a multitud de segidores ávidos de conocer la resolución de los casos planteados a través de la red social. Nagore estudió periodismo y, con anterioridad, dos años de Arqueoñogía y Antropología Forense. También ha estudiado Creatividad Publicitaria y trabajado como copywritter en una agencia de publicidad. Asegura que no tiene demasiadas manías a la hora de escribir, salvo que no soporta que los reglones se rocen sin ningún tipo de interlineado. Siempre, desde pequeña, ha disfrutado escribiendo y creando historias. El confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19 le sorprendió a punto de terminar la novela. "Al principio me costaba concentrarme, pero conseguí reunir la fuerza de voluntad necesaria para finalizarla"./Javi Muro


SPOONFUL.- ¿Qué cuenta ‘La música de los huesos’? de An

Cuenta la historia de Anne, que decide dejar su trabajo en Madrid y viajar a la casa indiana que tiene su abuela en la Ribera Navarra para pasar allí el verano, ir a un festival de música y reencontrarse con sus amigos de la infancia. Pero cuando aparecen unos huesos en el jardín de la casa sus planes se complican y se destapa una trama que sucede en la actualidad y en 1978.

 

S.- ¿Cómo surge la chispa que te lleva a escribir la novela?

Creo que todo empezó con la ambientación: tenía claro que quería ambientarlo en un pueblo de la zona de la Ribera Navarra y que quería que hubiera una casa indiana. A partir de ahí fue, poco a poco, surgiendo el resto de la historia.

 

S.- ¿Te habías planteado dar el salto a escribir una novela cuando iniciaste los hilos de misterio en Twitter?

¡Si! De hecho la historia de 'La música de los huesos' estaba planteada desde hace unos cinco o seis años. Pero por falta de tiempo, o de voluntad, la había dejado en un cajón. Cuando después de ganar los premios en La Feria del Hilo contactaron conmigo de la editorial, supe que era el momento de rescatarla.

 

S.- Imagino que desarrollar ‘El ángel de la guarda’ te proporcionó un enorme aprendizaje, ¿no?

Con todos mis hilos de Twitter he ido aprendiendo cosas. 'El ángel de la guarda' fue el primero y por eso le tengo tanto cariño, no me esperaba el éxito que tuvo. Y aunque al principio me pareció un poco agobiante toda la atención en redes también me sirvió para aprender a gestionar el efecto de la viralidad. Ahora ya estoy curtida y no me dejo influenciar por ningún tipo de comentario en redes.

 

S.- ¿Consideras que llegas a la escritura desde la lectura o siempre has escrito? ¿Desde pequeña te gustaba crear historias?

Me ha gustado escribir desde que era muy pequeña, con cinco años escribí mi primer cuento y después durante el colegio escribí más cuentos, obras de teatro…¡e incluso grababa relatos en una grabadora! Más tarde, en el instituto, seguí con los relatos, aunque, para animar a los que lean esto, nunca gané el concurso que organizaban.

 

S.- En ‘La música de los huesos’ la protagonista es una joven periodista. ¿Querías ir sobre terreno conocido?

Es inevitable que, de forma consciente o inconsciente, cuando escribes transfieras parte de tu personalidad, gustos o manías a los personajes. Tenía claro que quería que mi personaje fuera una chica joven, alguien con quien yo pudiera sentirme identificada. Pero aunque Anne y yo compartimos bastantes cosas según iba escribiendo la novela Anne se iba desarrollando como personaje y creando una personalidad propia.

 

S.- ¿Cómo ha sido el proceso de creación de los personajes?

Empezaba con los nombres y después dedicaba un tiempo a pensar en cada uno de ellos: ¿Qué le gusta?, ¿qué odia? La historia que tienen detrás, etc. Muchas veces son cosas que ni siquiera aparecen en la novela, pero a mi me ayudaba a tenerlos más definidos a la hora de escribir.

 

S.- Los personajes femeninos tienen especial relevancia, ¿no?

Tenía claro que quería que la protagonista fuera una mujer, después fueron apareciendo el resto de personajes. No fue algo especialmente intencionado, pero la verdad es que me ha gustado mucho el resultado, que casi todos los personajes implicados sean femeninos y además tan diferentes.

 

S.- ¿Y la elección de la Ribera navarra? El escenario también cobra relevancia de protagonista.

El pueblo donde se desarrolla la historia es ficticio, pero está inspirado en la zona del pueblo de mi abuela en la Ribera Navarra, donde he pasado todos los veranos de mi vida. Tengo una conexión especial con el sitio y con Navarra en general, donde tengo amigos y familia.

 

S.- ¿Ha sido complicado desarrollar el relato a través de las dos líneas temporales?

Ha sido menos complicado de lo que esperaba, al principio me costaba un poco hacer la transición de una línea a otra cuando estaba escribiendo pero después le fui cogiendo el gusto y lo disfruté mucho.

S.- Corrígeme si me equivoco, el confinamiento te pilló con la novela a punto de terminar, ¿no? ¿La reclusión ayudó o perjudicó?

Así es, yo entregaba el manuscrito en abril y el 14 de marzo empezó el confinamiento. Fueron unos días duros porque estábamos viviendo una situación que no esperábamos, había mucha incertidumbre y me costaba concentrarme para escribir. Pero al final con tiempo y voluntad conseguí volver a centrarme en la historia.

 

S.- ¿Y el proceso de documentación cómo ha sido?

Divertido pero intenso. Me encanta la parte de documentación, pero soy bastante meticulosa con este tema y a veces había pequeñas cosas que me traían de cabeza. Fue especialmente interesante la parte de documentación con la Policía Foral de Navarra, Mikel Santamaría, el Director de Comunicación, me ayudó mucho a enfocar bien la parte de investigación de la historia.

 

S.- ¿Tienes manías a la hora de escribir?

No me gusta escribir con música o ruido de fondo y soy incapaz de escribir sin tener el espacio del interlineado a 1,5. ¡No soporto ver los renglones demasiado juntos, me agobia!

 

S.- ¿Siempre escribes en el mismo lugar?

Generalmente escribo en casa, me cuesta concentrarme en cafeterías, trenes, aviones… Necesito un poco de tranquilidad para entrar de lleno a la historia.

 

S.- No te gusta escribir con música, pero  está presente en la novela.

La música está muy presente en la novela, al final el festival de Milenio es el hilo conductor que une las dos líneas temporales en las que se desarrolla la trama. Por eso quise que cada capítulo tuviera el título de una canción. Y aunque no suelo escribir con música, hay una lista de Spotify que reúne las canciones que aparecen: Playlist

 

S.- ¿Escribes directamente en el ordenador o primera en papel? ¿Tomas muchas notas?

Escribo directamente en el ordenador pero tomo muchas notas: aunque más en el móvil que en libretas. Pero incluso tengo una pizarra en la habitación para organizar ciertas cosas y apuntar ideas que se me ocurren.

 

S.- ¿Cuáles son tus influencias literarias?

Tengo un gusto literario bastante variado: Tolkien, Agatha Christie, Allan Poe, Lovecraft, García Marquez, Sally Rooney…



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar