1332

{ENTREVISTAS}

'Hermanas', un ajuste de cuentas entre dos personas que se aman y, sobre todo, se odian

Bárbara Lennie e Irene Escolar interpretan la obra escrita y dirigida por Pascal Rambert

Las previsiones anuncian terremoto sobre el escenario del Teatro Bretón. Los expertos vaticinan que el seísmo será físico y verbal y tendrá como protagonistas a dos hermanas, Irene y Bárbara. “Entre ellas existe el amor -dice el director y autor del texto teatral, Pascal Rambert- o al menos existió en un tiempo, sobre lo que no queda duda alguna es que se odian”. ‘Hermanas’ es una historia duda, “un inmenso conflicto entre dos hermanas, entre instantes de reproche y amor”.

 

A las hermanas creadas por Rambert dan vida en la versión española Bárbara Lennie e Irene Escolar. El director escribió la obra con la imagen de cuatro actrices en la mente, Lennie y Escolar y las francesas Audrey Bonnet y Marina Hands. “He escrito ‘Hermanas’ teniendo al mismo tiempo frente a mis ojos las voces de actrices españolas y francesas. Aunque fueran sólo dos hermanas, eran cuatro cuerpos y cuatro voces los que nutrían mi escritura”. Asegura el autor que escribir para Bárbara le sala de manera natural, “es un guepardo; también yo lo soy y es fácil captar su energía. Habitamos el mismo país”. Sobre Irene Escolar, Rambert resalta haberla visto actuar. “Le veo también como un felino, con un cuerpo ultrafino y gracioso, pero con algo en su interior que está esperando para morderte y creo que lo he escrito le permite morder. Al igual que Bárbara, muerde muy fuerte”. Y es que para el dramaturgo “la violencia de los animales salvajes aparece en la obra”.

 

Irene y Bárbara son también los nombres de los personajes que protagonizan un auténtico duelo fratricida, un combate en el que las palabras son puñales crueles que se clavan una a la otra sin compasión aparente. “Es un ajuste de cuentas -ha dicho Irene Escolar, que interpreta a la hermana menor- entre dos personas que se aman y se odian”. Puntualiza Pascal Rambert sobre los personajes de ‘Hermanas’ que se trata de “dos seres salidos del mismo cuerpo, pero profundamente dispares. Unidos, pero, sin embargo, opuestos”.

 

Sobre el escenario ninguna de las dos protagonistas sale indemne de las palabras de la otra y, de paso, en su contienda se llevan por delante a quienes las contemplan desde el patio de butacas. Espectadores que comienzan como tales y comprueban, con el discurrir de la obra, que han perdido la noción de asistir a una representación teatro para ser abordados por la sensación de presenciar, como incómodos testigos, una discusión familiar de intensidad atómica. “No es una discusión -ha comentado Bárbata Lennie- es la guerra. Son dos formas opuestas de estar en el mundo, que además defienden sus posiciones hasta el final. Se reprochan, se lastiman, ironizan, se burlan una de la otra, evocan momentos nostálgicos y meten el dedo en la llaga de la otra”.

 

La palabra como protagonista absoluta en una escena limpia, absolutamente desnuda. La familia, por supuesto, como hilo conductor de la historia escrita por Rambert, pero ‘Hermanas’ -como dice Lennie- utiliza la discusión y el conflicto verbal como vehículo para hablar de la sociedad de nuestro tiempo, de la construcción de la realidad a través de la palabra, del lenguaje; de la actualidad, de la situación sociopolítica del momento”. También, añadió Escolar en la presentación de la obra, “de los conflictos morales y de dónde habitan”. Ambas actrices han reconocido la enorme exigencia que ha representado meterse en los papeles de Bárbara e Irene. “Sabíamos dónde nos metíamos”./Javi Muro



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar