1785

{ENTREVISTAS}

'Todas las crisis son momento de cambio y pueden ser aprovechadas para desestabilizar o para mantenerse en el poder'

Santiago Alba dirige el área del IDRC (Canadá), hablará sobre 'COVID-19: múltiples crisis en una'

En Ottawa (Ontario, Canadá) es primavera y acaba de nevar. Santiago Alba lo cuenta desde su casa, donde teletrabaja desde que la pandemia del COVID-19 comenzó a deslizarse por los diferentes rincones del planeta. Santiago (Logroño, 1971) es el director del área de Agricultura y Medioambiente, del IDRC (Centro de Investigación de Desarrollo Internacional), un organismo que, entre otros cometidos, financia investigaciones en los países en desarrollo para promover el crecimiento, reducir la pobreza e impulsar cambios positivos a gran escala y que en 2020 cumple 50 años, desde su puesta en marcha en 1970. El 14 de mayo, ofrecerá la conferencia 'COVD-19: múltiples crisis en una', en la Universidad de la Rioja. "Las crisis siempre ocurren en cascada: sanitaria, económica, social, política, alimentaria, humanitaria", describe./Javi Muro

 

SPOONFUL.- ¿Cómo te encuentras? ¿Cómo has llevados estas últimas semanas, meses?

Muy bien gracias. la verdad que como muchos otros trabajando desde casa desde mediados de marzo. Y por primera vez en muchos años sin tener que viajar. Así que aprovechando a disfrutar de la casa, de los paseos por el rio -en Ottawa se ha podido salir a pasea).  Han sido semanas de ajuste, pero en cuestión de días teníamos  tele-trabajando a todos nuestros equipos tanto en Ottawa como en las oficinas de  Amman, Montevideo, Dakar, Nairobi y New Delhi. No me puedo quejar.

 

S.- ¿Cómo se ha llevado la pandemia por Canadá?

Creo que en Canada hemos tenido la suerte de aprender de lo que pasaba en China, Italia, España, EEUU. Ademas como pais de inmigrantes todos teníamos contacto real con otras realidades, y creo que eso nos hizo ser mas conscientes y confinarnos casi sin que lo mandaran. Aun así provincias como Quebec, Montréal en particular, u Ontario, están siendo también castigadas por el virus. y por supuesto las personas mayores y las residencias están pagando el mayor precio. 

 

S.- Canadá comparte muchos kilómetros de frontera con Estados Unidos, un país en pleno zigzag de decisiones desde las diferentes administraciones, ¿han generado intranquilidad las ocurrencias y vaivenes en las medidas a tomar por el presidente Trump? 

Cuando EEUU estornuda, Canada se constipa. EEUU y Canada somos socios principales en economía, comercio, etc.  Muchos canadienses viven en EEUU, y las fronteras han estado abiertas durante siglos. Los virus no saben de fronteras y lo que ocurre en un pais por supuesto que preocupa al vecino, y viceversa. 

 

S.- Da la impresión de que los países -todos en el mundo- han decretado el sálvese quien pueda. Da la impresión de gobiernos y partidos de la oposición no cejan de hacer cálculos electorales -como si el COVD-19 fuera una competición-, en vez de actuar en conjunto. Parece claro que cuanto mejor lo vaya al país vecinos y al vecino del vecino, mejor y menos riesgo de contagio tendremos nosotros, ¿no?

Como bien dices, no existe 'sálvese quien pueda' sino no nos salvamos todos. Esto no es un barco, es un virus. Y si yo en mi casa, o mi pueblo, o mi provincia ,o mi pais hago todo lo que puedo , pero mi vecino no, pues la propagación continua.  Otra cosa será que las medidas puedan ser ajustadas a las realidades de cada territorio. Pero la colaboración de las administraciones es clave en la respuesta a cualquier emergencia. Y colaboración no quiere decir estar siempre de acuerdo sino construir juntos. 

 

Por otro lado estamos viendo colaboraciones a nivel internacional de equipos de investigación, donantes, sector privado y publico compartiendo datos y publicando juntos a un nivel que no se venia en muchos años. El RNA del virus estaba descodificado en los primeros días y compartido con todo el mundo. Los laboratorios comparten ideas y resultados casi al instante. Y a nivel individual también vemos muestras de solidaridad y vecindad que personalmente me dan esperanza.

S- ¿Y por qué es tan complicado que asuman esa realidad?

Los politicos, las administraciones y los ciudadanos nos hemos topado de golpe con una pandemia, que aunque sabíamos que vendría, no nos creímos nos pasaría a nosotros. Y creo que nadie estaba lo suficientemente preparado. La respuesta de cierre de fronteras, necesaria en muchos casos para garantizar las cuarentenas, se han confundido en algunos casos con dejar de colaborar entre países o provincias. 

 

Vivimos en una sociedad en la que creíamos tener todo controlado, en la que las noticias y los cambios se producen a golpe de Twitter. En la que queremos que la información (y la des-información) sea inmediata. La pandemia nos recuerda que somos fragiles, que no podemos controlarlo todo, que no los sabemos todo y que ademas los cambios son mas lentos de lo que nos hace sentirnos cómodos. 

 

S.- De nuevo la crisis -como en 2008- la crisis no de una única condición, ¿no?

No, claro. Esta pandemia ocurre en una realidad de Cambio Climático, de inestabilidad política, de conflictos, etc. Por ejemplo los países del Este de Africa llevaban meses sufriendo una de las peores plagas de langosta en décadas. La producción de cultivos estaba amenazada en algunas regiones. Millones de personas se amontonan en campos de refugiados en los que la distancia social es imposible. Mil millones de personas en el planeta viven sin acceso  agua corriente limpia, cuando sabemos que la mejor estrategia contra el COVID-19 es lavarse las manos.

 

Y no solo en países en vías de desarrollo. La desigualdad en los países de la OCDE está en su nivel más alto del último medio siglo. Y sabemos por experiencia que las crisis siempre afectan de manera desproporcionada  a los mas desfavorecidos, sin acceso a salud, o a ingresos, o a redes de apoyo. 

 

S- ¿El COVID-19 puede generar crisis de inestabilidad institucional o democrática?

Dependerá de la fortaleza democrática de las instituciones, las repuestas de apoyo, los estímulos económicos, y la velocidad a la que se pueda reconstruir la economía y las libertades. Estamos ya viendo, por ejemplo, en algunos países manifestaciones en contra de los confinamientos. todas las crisis son momento de cambio y pueden ser aprovechadas para desestabilizar o para mantenerse en el poder. 

 

Creo que es muy naive imaginar que se puede salir de un golpe como este sin tener repercusiones a medio y largo plazo. Algunas serán positivas, quiero creer que aumentara el apoyo a la investigación y la sanidad, por ejemplo. La competitividad de algunos sectores crearan nuevos puestos de trabajo, el tele-trabajo esta aquí para quedarse, etc... Pero en algunos lugares la gobernaza y la gobernabilidad quedaran muy tocadas.

 

S.- ¿La crisis puede ser también humanitaria en algunos países?

La crisis sera humanitaria en algunos países, no hay duda. Las crisis siempre ocurren en cascada: sanitaria, económica, social, política, alimentaria, humanitaria. Quizá no tanto por la enfermedad en si, sino por las consecuencias de parar la enfermedad, por los cambios de modelos económicos y productivos. Pero sobre todo por la fragilidad de los sistemas en muchos países y por los niveles, ya existentes, de desigualdad.

 

S.- ¿Cuentan todos los países con sistemas sanitarios capacitados para detectar, informar, y atender a los posibles contagiados de coronavirus?

No por supuesto que no. Y hemos visto que incluso los países con sistemas muy fuertes, como España o Italia, les está costando casi dos meses controlar la enfermedad. Por eso es importante el apoyo a muchos países  y el desarrollo de tecnologías baratas y la capacitación de sus investigadores. Como decíamos antes, la colaboración internacional es clave, porque no podemos solo curarnos nosotros si el vecino no se cura.  Por ejemplo el Insitute Pasteur de Senegal ha sido capaz de desarrollar tests y apoyar la respuesta del pais africano. 

 

 

S.- ¿Volveremos a vivir -si es que en algún momento cesó- oleadas de refugiados?

¿Volveremos?... a dia de hoy hay 70 millones de desplazados, de los que 26 millones son refugiados. Aun es pronto para saber cual sera el impacto del COVID-19 en conflictos y crisis  internas que generen otra ola de refugiados. pero no es algo a descartar. Emigrar a una zona mas rica, o mas limpia del virus, o mas cómoda para vivir es un mecanismo de salvación muy humano. hemos visto en España o Canada como al saltar las alarmas del confinamiento cientos de personas emigraron a sus segundas residencias, sabedores que iban a estar en mejores condiciones que en un apartamento cerrados en al ciudad. pues imagina si vives en una ciudad que ya no hay ni apartamentos.

 

S.- ¿Nos acordamos de la ciencia cuando llueve?

Nos acordamos tarde y mal. tarde, porque la ciencia no se puede improvisar, no podemos de golpe invertir en laboratorios, o científicos, o en cultura científica de la población. Y mal porque esperamos que la ciencia nos de la "verdad". Y la ciencia da la mejor explicación posible con los datos existentes dentro de los parámetros con los que se investiga; y a partir de ahí aprende y evoluciona. Me sorprende la facilidad con que asumimos una evidencia científica como algo inamovible, y por tanto creemos que los científicos están cambiando de opinion o siendo confusos cuando dan una segunda vision. Hay que invertir en  ciencia y en cultura científica. 

 

S.- ¿Cómo estáis trabajando desde tu departamento?

Desde el IDRC, estamos manteniendo el apoyo económico a los centros e investigadores del Sur Global , para que puedan seguir haciendo su trabajo. y en particular hemos sacado varias lineas de financiación para investigar en: materia sanitaria, epidemiológica, inteligencia artificial, desarrollo económico y de políticas inclusivas, apoyo a consejos superiores de investigación africanos, y en materia de seguridad alimentaria. UN ejemplo es un que  proyecto se centrará en desarrollar y validar diagnósticos para COVID-19. La segunda fase se dedicará al desarrollo de un "laboratorio en una caja", es decir, un laboratorio portátil que contenga el hardware necesario (por ejemplo, lectores de placas de bajo costo, pipetas) y software para realizar 14.000 pruebas de COVID-19, con cientificos de Brasil, Vietnam y Canada.

 

Enlace para seguir la conferencia 'COVID-19: múltiples crisis en una'

 

*Fotografías cedidas por S. Alba.





Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar