3052

{ENTREVISTAS}

Absoluto, singular, personal

Javier Jubera expone sus dibujos y grabados en Planta Baja

Dijo el autor de ‘En el Camino’ que lo que sientes encontrará por sí sólo su estilo y así parece ser al observar la obra de Javier Jubera. El artista riojano parece respaldar al pie de la letra la idea expresada por Kerouac, tanto de palabra como de obra. Y es que los dibujos y grabados de Jubera muestran una carácter propio muy definido, que refrenda con sus reflexiones. “No es algo buscado –explica- dibujas de una forma concreta, la tuya; del mismo modo, que comes de una forma y hablas de una forma… sale así”.


La Sala Planta Baja de Logroño acoge la muestra ‘Javier Jubera y lo Universal’, un título que conlleva un sinfín de connotaciones y más preguntas que respuestas. Los dibujos, grabados, bocetos y cuadernos expuestos invitan a imaginar historias y, por lo tanto, a recrearse en una lectura infinita. “Claro –detalla- de alguna manera, el universo lo abarca todo, lo interior y lo exterior, ese es el éxtasis del universo”.


Javier abre con detenimiento el catálogo y lee: “… lo universal… y lo singular. El universo no fue hecho a medida del hombre, ni las matemáticas para ser aprobadas. Suspendidas ya, qué más da. El universo es muy pequeño como para poder aproximarse a un resultado valedero y verdadero. Así que para qué ser averiguado, sin ser del todo, sin ser de nada justificado, y con un millón de estrellas buscando así ser representado”.


Desde el centro de la sala, el dibujante recorre con la mirada cada una de las series que dan forma a la exposición. “Universal, porque no hay días que cuenten los noventa y seis; universal, porque los caballos desbocados han parado ya cansados; universal, porque muerto el perro sigue la rabia; universal, porque la nobleza no existe, por que el noble ha muerto”. En definitiva, un viaje de lo universal a lo singular.


Jubera compagina sus creaciones artísticas con su trabajo profesional como ilustrador y diseñador de libros, portadas, discos, CDs, o dosieres de prensa, entre otros muchos encargos. A través de su vertiente artística trata de llevar el dibujo más personal “un poco más allá”. ‘Javier Jubera y lo Universal’, así lo acredita. La exposición, compuesta por cuatro series diferenciadas, presenta dibujos, grabados, litografías –aguafuerte y aguatinta-, así como algunos de los cuadernos que le acompañan a diario y que rebosan ideas, pruebas y bocetos.

 

El artista apunta que sus dibujos surgen, en ocasiones, “de una palabra o un título, me gusta poner títulos. En esta ocasión me apetecía reflexionar sobre la idea de lo universal. Pero el origen de mis dibujos puede estar también en un concepto que me ha llamado la atención por el motivo que sea o de uno de los textos que escribo”.
Las series de dibujos de Jubera cuentan una historia. “Quizá más de una historia, quizá la que imagina cada persona que los observa”. Son series que a veces concluyen con el último apunte de la mano del artista y otras, “reclaman una continuidad. Nunca digo que están terminadas”.


Cuentan Aurora y José Miguel León –responsable de Planta Baja- que descubrieron la obra de Javier Jubera hace tres años, con motivo de la exposición ‘El Pan de los Pobres’ en la desaparecida galería ‘Manos para que os quiero’. “A partir de ese momento le seguimos la pista con ganas de conocer con más detalle su trabajo, incluso cuando aún no existía el proyecto Planta Baja”.

 

Los arquitectos y galeristas reconocen que se sintieron atraídos por el trazo de sus dibujos. “Su forma de dibujar nos envolvió, es un dibujo hecho de gestos que dejan huella en expresivas líneas y manchas, aparentemente espontáneas”.
Para Pedro Galilea, director de la Fundación Internacional de La Estampa Contemporánea resalta que esos trazos “emanan directamente de su interior, el autor se expone y revela su interior”. Galilea encuentra en ‘Javier Jubera y lo Universal’ personajes extremos, ausentes de los cánones establecidos, “personajes que reclaman una mirada pura que no se pierda en las formas. Entonces encontramos el germen de los que serán su fetiches y temas recurrentes, el juego entre la apariencia y la realidad, el orgullo y la piedad, el bien y el mal o la redención y la condena”.


Jubera da continuidad a su proceso creativo con independencia de estar inmerso en varias exposiciones y ferias al mismo tiempo. Trabaja en tres proyectos que prefiere no revela por el momento y reconoce tener atascada una novela que intercala dibujos y texto, que no logra finalizar. “Quizá es demasiado personal –duda sobre los motivos que le impiden concluirla- o quizá son los titubeos entre el color y el blanco y negro, o el deseo de realizar una gran obra, no lo sé”.


Mientras tanto, Javier no pierde ni un ápice de la ilusión que le llevó a desarrollar su creatividad y no duda ante la pregunta. “¿Qué si se pude vivir del arte? Sí. No es fácil, no es sencillo en la España de 2014, pero querer es poder. Hay que moverse y buscar oportunidades”. Queda grabado; la vía de expresión de Javier Jubera./Javi Muro

 

* Planta Baja. Calle La Cigüeña 10. Logroño. 'Javier Jubera y lo universal'. Hasta el 30 de enero.



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar