3861

{CULTURA / CINE}

Film Ideal, la mítica revista de cuando el cine era extraodinario

En octubre de 1956 se publicó el primer número de la mítica revista cinematográfica Film Ideal. Eran años de efervescencia de la cinefilia que se prolongaron a lo largo de los sesenta. La revista no escondía la influencia de su hermana francesa Cahiers du Cinema, mostraba su gusto por el cine americano y presumía de independencia en la crítica. Film Ideal fue una aventura iniciada por Félix Martialay y los que lo conocieron hablan en diferentes artículos escritos tras su fallecimiento en 2009 de una persona que sabía mucho de cine y de fútbol; de alguien al que le importa especialmente las obras bien hechas, empezando por sus proyectos.


Film Ideal
fue una publicación de carácter quincenal, que ofrecía intercalados entre los números periódicos minuciosos ejemplares especiales. John Ford, Hithcock, Howard Hawks, Anthony Mann, Mankiewicz, Hery Hathaway, Orson Wells o Raoul Walsh fueron algunos de los protagonistas de estos volúmenes extraordinarios. Era la época de los cineclubs. Unos cineclubs que nacen en Francia, pero se extienden rápidamente por Europa convirtiéndose  en agrupaciones de espectadores aficionados al cine, que presentan y discuten durante sus sesiones privadas las nuevas películas que van realizándose en diferentes puntos del planeta. Los cineclubes trataban de dar  a conocer las obras de los mejores artistas, algunas de ellas prohibidas por la censura o rechazadas por el sistema comercial. El cine interesaba.


Hace cincuenta años y seis después de su puesta en marcha, en febrero de 1962, Film Ideal publicó su número 112 en el cuya portada anunciaba la selección de ‘Ciudadano Kane’ como mejor película de la Historia. En las primeras páginas uno de sus críticos, Alfonso Flaquer, analizaba la cosecha del año anterior. Para los críticos de Film Ideal los mejores de 1961 fueron ‘El Séptimo sello’; ‘Rocco y sus hermanos’; y ‘El Manantial’ y ‘La Evasión’, que compartieron  la tercera plaza. Entre los directores, la sesentera revista se inclinó por Ingmar Bergman, Lucchino Visconti y Jaques Becker.


Para Film Ideal entre las producciones españolas destaca ‘Plácido’, ‘El Cochecito’ y ‘A las cinco de la tarde’; Berlanga como director y Francisco Rabal como actor.


En 1961 se estrenaron en Madrid, tal y como apunta el análisis de la publicación de Martialay, 251 películas, de las cuales 51 fueron españolas. Ya entonces el dominio en las salas de exhibición era americano (98 cintas); aunque la variedad era mayor que en la actualidad ya que compartían espectadores con 24 películas inglesas, 21 italianas y 20 francesas. A Madrid llegaron historias como ‘El Álamo’, de John Wayne; ‘Espartaco’, de Stanley Kubrick; ‘El Cid’, de Anthony Mann; ‘Psicosis’, de Hitchcok; o ‘Marcado por el odio’, de Robert Wise. Film Ideal recuerda que en su recorrido por 1961 que también fue el año del debut en la dirección de John Wayne y Marlon Brando con ‘El Álamo’ y ‘El rostro impenetrable’, respectivamente. Una película, la de Brando, mucho más apreciada con el tiempo que en el momento de su estreno.


Entre los trabajos españoles presentados en el año 61, la revista apuntaba la presencia en las salas ‘El Cochecito’ y ‘Plácido’, que calificaban como el regreso de Berlanga. El cine nacional de la ápoca, con alguna que otra excepción, no encuentra una gran valoración en las páginas de Film Ideal.


El juego de confeccionar listas con las mejores películas de la Historia no es algo nuevo. En 1962, Film Ideal ya elabora la suya poniendo a trabajar a diecisiete críticos cinematográficos y la denomina ‘Las diez obras máximas de la Historia del cine’. Con el objeto de tener una base con la que comparar, la publicación recoge el ránking confeccionado diez años antes por la revista inglesa Sight and Sound, del Britihs Film Institute. El listado británico incluía aún un buen número de cintas mudas, algo lógico si se tiene en cuenta que hasta 1930, aproximadamente, no se globalizó la comercialización del cine sonoro.


Así, la referencia británica colocaba en primer lugar ‘El ladrón de bicicletas’ y después, ‘Luces de la ciudad’; ‘La Quimera de Oro’; El acorazado Potemkin’; ‘Loussiana Story’; ‘Intolerance’; ‘Greed’; ‘La jour se Léve’; ‘La pasión de Juana de Arco’; ‘Brief Encounter’; ‘Le Millon’ y ‘La Regle du jeu’.


La enorme progresión del cine sonoro en las décadas que transcurren entre ambos trabajos de calificación marcan definitivamente la nueva lista; tan sólo han pasado diez años, pero entre medio se han creado verdaderas obras maestras del cine sonoro. La modernización, el progreso y la tecnología dejan su huella en el ránking confeccionado en 1962 por Film Ideal.


‘Ciudadano Kane’, la película de Orson Welles, ocupa la primera plaza, de la que no se ha movido hasta nuestros días. ‘L’aventure’; ‘La regle de Jeu’; ‘Greed’, ‘Ugestu Monogatari’; ‘El acorazado Potemkin’ -con la increíble escena de las escaleras de Odessa, homenajeada después, por ejemplo en 'Los intocables de Elliot Ness'-; ‘El ladrón de bicicletas’; ‘Iván el terrible’; ‘La tierra trema’ y ‘L’atalente’ completan el listado. Mayoría de cine europeo, con la presencia de Eiseinstein, que aplicó al cine un nuevo estilo de montaje cinematográfico- y de tres representantes del neorrealismo italiano.

 

Fuera del ‘top ten’ aparecen películas como ‘Río Rojo’; ‘Vértigo’; ‘Tiempos Modernos’; ‘Hiroshima mon Amour’; ‘Éxodo’; y ‘Río Bravo’, que delatan el incio de un cambio de los estilos a la hora de realizar el cine y a su vez del gusto de los críticos.


Al avanzar por las páginas del número 112 de Film Ideal aparece la música relacionada con el cine. José Luis Guarner describe la posibilidades del ‘El jazz como música cinematográfica’. También hubo espacio para el cine brasileño, ‘cine imposible’ titulan, y para analizar ‘Rey de Reyes’, la película de Nicholas Ray; ‘El Zurdo’ , de Arthur Penn o ‘Tu a Boston y yo a California’, de David Swift, que recibe una dura crítica. “Cuando tan marcadamente como aquí –apuntaba la revista- se quiere demostrar algo con una película, ésta suele resultar mediocre”. Era la crítica independiente de la que presumían.


Las últimas páginas del ejemplar de 2012 demuestra que algunas cosas no han cambiado demasiado en cincuenta años. En un artículo titulado ‘Contra la rutina, flexibilidad’, J. Francisco de la Fuente realiza una ‘importante’ crítica a  ‘muchos programas de la televisión cortados a patrón”. Autor/Javi Muro


Spoonful.es te propone participar en la confección de nuestra lista de mejores películas.

Envía a magazine@spoonful.es tus cinco películas favoritas.

VIDEOS

flecha izquierda videos
flecha derecha destacados
  • {YOU TUBE}

    Plácido

  • {YOU TUBE}

    El acorazado Potemkin

  • {YOU TUBE}

    El ladrón de bicicletas

Suscripción a la Newsletter Enviar