1364

{CULTURA / EXPOSICIONES}

El Roto frente a su lado alado

La Sala Amós Salvador acoge una exposición del humorista gráfico que confronta su dibujos y pintura

“Según las leyes del mercado, si el náufrago tiene más hambre que el tiburón, se comerá al tiburón…”. El texto acompaña una ilustración en la que un hombre agarrado a un flotador y a la deriva en medio del mar observa a un escualo dar una y otra vuelta alrededor suyo. Suele decir Andrés Rábago, El Roto, que él tan sólo es un observador, pero todos sabemos a ciencia cierta que desde hace tiempo forma parte de nuestra conciencia. Muchas veces, al descubrir su viñeta diaria en El País –diario que publica sus dibujos desde principio de la década de los 90- comprobamos que una vez más dice en voz alta lo que nosotros pensamos pero muchas veces callamos. En ‘De lado a lado/Del lado alado’ –la exposición que acoge la Sala Amós Salvador de Logroño hasta el 12 de noviembre- pueden contemplarse los dibujos originales con los que El Roto, en entonces aún OPS, comenzó a caminar por la senda del humorismo gráfico, pero también su otra faceta, la de pintor, la que firma Rábago, más personal, menos urgente y vertiginosa.

 

La muestra confronta los dos géneros que Andrés Rábago ha cultivado en su carrera, el humorismo gráfico y la pintura. Los dibujos que presenta la exposición promovida por Cultual Rioja –Ayuntamiento de Logroño y Gobierno regional- se retrotraen en el tiempo, a una época en la que era más difícil ser crítico. Al recorrer el espacio dedicado al dibujo en ‘De lado a lado/Del lado alado’ no deja de llamar la atención lo actuales que resultan viñetas esbozadas cuarenta años atrás. El propio autor no se cansa de repetir que los errores se vuelven a repetir; añadiendo el agravante de la incorporación de mayores y mejores medios tecnológicos. Ni en la exposición ni en su espacio en la prensa diaria hay que tratar de encontrar una viñeta que haga referencia a lo inmediato, a lo que acaba de ocurrir. La espuma no le interesa, dice. El humorismo gráfico de El Roto se sustenta en la reflexión prolongada en el tiempo aderezada con grandes dosis de ironía y punzadas satíricas. El Roto es satírico.

Cuando en su pequeño estudio gira su silla y mira de frente al lienzo, Andrés Rábago propone, tal y como describe el comisario de la exposición Julio Hontana, “otro camino paralelo que aporta el equilibrio necesario para soportar la zozobra de la existencia. A este camino de elevación, de auténtica comunión, sólo es posible acceder atravesando el velo de los cotidiano, dejando tras de sí la caducidad de los real, para adentrarse en la contemplación no práctica”. 

Para muchos, El Roto es uno de los más importantes humoristas gráficos que ha dado este país. Austero en el trazo –estilo del que hace gala- a través de sus viñetas, dice Hontana, “se sumerge en lo que llamamos realidad con el fin de identificar y desenmascarar las artimañas que usa el poder y los poderosos para perpetuarse, señalando de paso sus refinadas estrategias para mantener la mansedumbre que nos esclaviza”. Por el contrario Rábago pinta despacio, con tranquilidad, no precisa ni busca la inmediatez sino que expone en galerías escogidas y selectas. Mientras, para algunos, El Roto es visto como un antisistema del trazo a lapicero. En la exposición, El Roto es ‘de lado a lado’ y a través de la sátira “rastrea un mundo rebosante de vilezas”. La conclusión al observa sus viñetas –aunque el autor asegure no ser consciente del efecto que producen- es que es preciso recuperar la dignidad del ser humano. Al retomar la paleta y los pinceles, Rábago es “ascético e intuitivo; esta vía pictórica  es la más trascendente y quizá por eso Andrés Rábago le ha donado su propio apellido”. Es el ‘lado alado’. La viñeta de ayer mostraba a un matrimonio mayor. Viajan en una carreta; ella lleva las riendas y él camina al lado de los caballos. “¿Qué tiene de liberador crear más fronteras?/”¡Calle que tu no entiendes!”./Javi Muro


* Actividades: Los Sábados Son de Amós. En torno a la exposición

Este próximo sábado 9 de septiembre, a las 12.00 horas, se celebrará la inauguración de la exposición, en la que el artista Andrés Rábago realizará una visita guiada. Las plazas son limitadas y será imprescindible inscripción previa en el email: salaamosalvador@logro-o.org.

 

Asimismo, se podrá disfrutar de actividades didácticas en torno a esta exposición:

 

El sábado 7 de octubre: 'Contar cuentos para entender el mundo. Viñetas e historia'. Actividad didáctica para público familiar a cargo de Roberto Fandiño, autor de los textos del catálogo de la exposición. A las 12.00 horas (no recomendada para menos de 12 años)

 

El sábado 4 de noviembre: 'Una aproximación a la obra de Rábago'. Actividad didáctica para público adulto a cargo del comisario de la exposición Julio Hontana

 

Además, durante los dos meses que permanecerá abierta la exposición, todos los sábados a las 11.15 horas habrá Visitas Guiadas dirigidas a público general y familiar. La asistencia a las mismas es libre y no es necesaria inscripción previa.

* Acciones en la sala Amós Salvador 

Vamos a continuar también con las Acciones Didácticas que se iniciaron en las anteriores exposiciones con el objetivo de fidelidad a público no experto. En este sentido, de nuevo se contará con una hoja de sala a disposición de los visitantes para hacer más accesible el contenido. Esta hoja está también disponible en inglés, puesto que el público extranjero es cada vez más numeroso en la Sala.

 

Siguiendo con el empeño de acercar el arte contemporáneo al público en general, como novedad en todas las cartelas de la exposición, se ofrece una breve descripción de la obra y el artista al que pertenece. 

 

Y en el 'Espacio de Mediación' los visitantes podrán encontrar más información sobre el artista Andrés Rábago (El Roto) a través de publicaciones sobre él y su trabajo y una entrevista en formato audiovisual.

 

Nuevo horario de la sala

La sala Amós Salvador permanece abierta de lunes a viernes de 10 a 14.00 y de 18 a 22.00; sábados, domingos y festivos de 10 a 22. Durante las fiestas de San Mateo, del 16 al 23, se mantendrá el horario festivo, de 10 a 22 horas.

 

A partir del 2 de octubre, y hasta el 12 de noviembre, de lunes a viernes de 11 a 14.00 y de 18 a 21.00. Sábado, domingos y festivos, de 11 a 21.00

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar