1213

{CULTURA / EXPOSICIONES}

La armonía, el vacío y los colores con vida propia

La Sala Amós Salvador acoge la obra de Jose Manuel Broto, Premio Nacional de las Artes Plásticas

 

La Sala Amós Salvador de Logroño acoge la exposición de José Manuel Broto, Premio Nacional de Artes Plásticas, 'Algunos colores'. “La exposición muestra la trayectoria de un artista que reivindica el color como elemento determinante de la creación plástica, no como adorno o complemento. El color como hilo narrativo, con intensidad y brillantez individualizadas, en una combinación de elementos respondiendo a un sentido constructivo".  Así explica el proceso creativo de Broto la comisaria de la muestra, Lola Durán Ucar.

 

José Manuel Broto nacido en Zaragoza en 1949. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios de su ciudad natal, aunque por un corto espacio de tiempo. Broto comienza a pintar composiciones neofigurativas pero pronto se decanta por el informalismo, realizando sus primeras obras de corte constructivista que él denomina 'bajorrelieves'.

 

A principios de los setenta, el artista aragonés se traslada a Barcelona, donde entrará en contacto con otros creadores e intelectuales con los que llevó a cabo la revista 'Trama' que dará nombre al grupo. Además de esta revista, de la que solo se llegaron a publicar tres números, pusieron en marcha otra publicación literaria bajo el nombre de 'Diwan'. Este colectivo compartía los principios artísticos que preconizaban la 'vuelta a la pintura' y seguía una orientación política de ideología marxista y maoísta con influencias de la teoría psicoanalítica de Freud y Lacan. El grupo Trama se disolvió a finales de los setenta.

 

 

 

 

 

 

 

La obra de Broto, influida en sus comienzos por el colectivo francés Suport-Surface, las revistas 'Tel Quel y 'Peinture, cahiers théoriques' entre otras publicaciones, y especialmente por los escritos teóricos de Marcelin Pleynet y el expresionismo abstracto, "ha sido también relacionada -detalla el catálogo de la exposición- con algunos postulados minimalistas; de hecho él es uno de los mayores exponentes de la llamada Pintura-pintura, y por tanto uno de los artistas que más ha reivindicado la abstracción frente a la figuración y al arte conceptual". Broto prescinde del mayor número de elementos creando unas composiciones extraordinariamente sintéticas "en las que superpone una serie de signos abstractos muy gestuales de gran capacidad metafórica y sugestiva que flotan sobre la superficie de cada lienzo. La importancia concedida al vacío, el uso de gamas cromáticas intensas que crean multitud de contrastes y armonías que aparecen suspendidas en atmósferas cristalinas y silenciosas son características presentes en toda su obra".

 

 

En la actualidad José Manuel Broto reside y trabaja en Mallorca. Desde sus comienzos ha realizado más de ciento sesenta exposiciones personales y cerca de cuatrocientas colectivas. Sus cuadros figuran en museos y grandes colecciones y ha recibido numerosos premios y distinciones entre los que destaca en 1988 el Grand Prix du Salon de Montrouge, 1995 Premio Nacional de Bellas Artes, 1996 Académico correspondiente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luís, 1997 Premio ARCO de la Asociación de Críticos, 2003 Medalla de Oro de la Ciudad de Zaragoza, 2003. Premio Aragón Goya de Grabado.

 

José Manuel Broto es todo color y semoción. Y es qu el color en su obra es estructural porque crea imágenes a través del color. En su paleta están todos los colores y todos tienen la misma categoría, les concede vida propia y los invita a generar armonías./SPOONFUL

 

* Hasta el 25 de octubre. Sal Amós Salvador de Logroño.

 

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar