1935

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

De animales a personas

Critina R Borges enlaza en 'Animal' su pasión por la fotografía y los derechos de los animales

Un programa de televisión en la cadena que todos vemos pero nadie ve apunta que Disney ha recuperado a los animales que hablan en su última película. Por la mañana he tenido la misma sensación al contemplar ‘Animal’, la serie de fotografías que Cristina R. Borges ha expuesto en La Gota de Leche de Logroño. Perros, erizos, gatos, leones, serpientes o incluso gallinas te devuelven la mirada e, incluso, alguno te guiña un ojo mientras te reta a negar que presume de una mayor personalidad que tú.


Un perro fija la mirada en el infinito mientras se mantiene recto, serio, e inmóvil como si posará para renovar el DNI. Justo un marco a la derecha, como si acudiera a la entrega de los Goyas, los Globos de Oro o los Bafta, un segundo can emula a actores y actrices en su desfile por la alfombra roja. Desborda glamour y personalidad. En frente, uno ojos que parecen retratados en tres dimensiones surgen más allá de su propietario y de la fotografía. Rayos láser gatunos que inundan la sala y descubren algún tipo de súper poder. De poderes sobrenaturales hacen gala también los cuatro fantásticos que, tras el objetivo de Cristina, han rejuvenecido hasta regresar a una divertida infancia acompañada de cachorro. Al lado, el perro extraterrestre parece mover sus simpáticas antenas. No todos parecen divertirse, un pastor alemán bosteza demostrando que él es mucho más maduro que sus compañeros.


Cristina ha construido un extraordinario muestrario de animales que juegan a ser personas. En ‘Animal’ han coincidido sus dos grandes pasiones. “Por un lado –describe-, mi activismo a favor de los derechos de los animales y por otro la fotografía”. Cuando le propusieron exponer en La Gota de Leche pensó que era una inmejorable oportunidad para mostrar y retratar la personalidad de los animales. “Quería expresar que no son mascotas –rechaza ese adjetivo, le parece peyorativo- sino un miembro más de la familia”. Así que buscó los modelos adecuados para recrear cada imagen entre sus clientes –dirige el estudio de fotografía Cristina B- y concedió protagonismo a sus dos perras, Lola y Lulú. “Quería –detalla- mostrar el lado amable de los animales, lo tiernos que son, a través de las fotografías”.

 

En opinión de la fotógrafa tener un perro u otro animal “no puede ser un capricho, es un decisión importante que comporta un compromiso” y recuerda que la situación de las perreras, por ejemplo, “no es la ideal. Queda mucho por hacer para que se tengan en cuenta los derechos de los animales”. Lola y Lulú son adoptadas. “Antes de comprarlos –recuerda-, es importante conocer que viven gran cantidad de perros en las perreras que necesitan un hogar”.
  A Cristina siempre le ha gustado dibujar, la ilustración ha sido una de sus ocupaciones. “Un día cogí una cámara y descubrí lo instantáneo y perfecto que era la representación de imágenes”. De ahí pasó a formarse en la Casa de la Imagen de Logroño. Nunca ha abandonado la ilustración, pero ahora la fotografía ocupa un espacio protagonista en su vida. Ha expuesto sus imágenes en el CCR, en una muestra relacionada con el vino, en la que presentó una serie de retratos de las personas que trabajan en las bodegas, y en Barcelona, en El Benadito, en una exposición que denunciaba el maltrato animal.


Al continuar el recorrido por ‘Animal’, unos patos presumidos parecen ajenos a todo salvo a su reflejo en el estanque. Desde un rincón de la sala, otro perro acaricia la hierba con sus orejas. Amenaza siesta. Un compañero parece haber acelerado el tiempo y aulla a la luna y un simpático erizo te mira cómplice al tiempo que te pregunta ¿Qué es un pequeño pinchazo frente a una sonrisa”. El perro olímpico salta, el boxador reta, el perro Lennon imagina tras sus gafas redondas y el perro Sherlock, tocado con su elegante sombrero, trata de averiguar qué es lo que está sucediendo. Misterios de la fotografía y unos modelos con gran personalidad./Javi Muro



Suscripción a la Newsletter Enviar