1187

{CULTURA / LIBROS}

'Desierto sonoro', 'Máquinas como yo' y 'From Hell', novelas que atrapan y hacen pensar

Valeria Luiselli, Ian McEewan y Alan Moore firman tres novelas extraordinarias

'Desierto sonoro' es una novela extraordinaria; excepcional. Quizá, el mejor relato que ha caido en nuestras manos en los últimos tiempos. Como describen las críticas, 'Desierto sonoro' -la novela de la escritora Valeria Luiselli, mejicana afincada en Nueva York- "es una colección de instantáneas que muestran el paisaje geográfico, político y emocional de una familia en ruta hacia la frontera sur de Estados Unidos". Luisellí narra a través de un estilo inteligente. "Es su estilo de siempre, pero mejor que nunca". 'Desierto sonoro' reflexiona sobre algunos de las cuestiones que sostienen los tiempos actuales: la familia, las migraciones, la intimidad y la memoria.

 

'Desierto sonoro' cuenta la historia de un matrimonio en crisis viaja en coche con sus dos hijos pequeños desde Nueva York hasta Arizona. Ambos son documentalistas y cada uno se concentra en un proyecto propio: él está tras los rastros de la última banda apache en rendirse al poder militar estadounidense; ella busca documentar la diáspora de niños que llegan a la frontera sur del país en busca de asilo. Mientras el coche familiar atraviesa el vasto territorio norteamericano, los dos niños, sentados en el asiento trasero, escuchan las conversaciones e historias de sus padres y a su manera confunden las noticias de la crisis migratoria con el genocidio de los pueblos originarios de Norteamérica. En su imaginación, estas historias se entremezclan, dando lugar a una aventura que es la historia de una familia, un país y un continente.

'Desierto sonoro' es la tercera novela de Valeria Luiselli, y combina lo mejor de dos grandes tradiciones literarias, la del viaje y la del éxodo: una historia de carretera que es muhco más. Un viaje por el asfalto que atraviesa parajes desérticos, que se detiene en ciudades, pueblos y moteles a pie de ruta. Los personajes de la novela de Luiselli se empapan de los personajes que encuentran en el camino y, a través de ellos, ofrece un más completo retrato del paiseje. 'Desierto sonoro' es conmovedora, recuerda que el ser humano es frágil y a través de sus página lanza la cuestión sobre el significado de ser humano en un mundo cada vez más deshumanizado.

 

Los  personajes persiguen ausencias fantasmales: él las huellas del desaparecido jefe Gerónimo; ella el rastro de los niños perdidos que atraviesan la frontera en busca de refugio. Pero la ausencia que más les pesa es el amor que una vez los unió y tal vez ya ha desaparecido por completo, o peor aún, que de algún modo permanece y sin embargo ha dejado de ser suficiente.

 

'Máquinas como yo', de Ian McEwan

La lectura de 'Máquinas como yo' resulta atrayente desde la primera página, lo que la convierte en, igualmente, extraordinaria. Ian McEwan explora la ciencia ficción en su última novela y plantea la pregunta: ¿puede una máquina llegar a entender y juzgar la complejidad moral de las decisiones de un ser humano? El escritor inglés plantea una distopía en en le marco de los años ochenta.

 

'Máquinas como yo' se sitúa en Londres, en los años ochenta del siglo pasado. Es un Londres distópico y alternativo, en el que la historia ha seguido algunos senderos diferentes. Por ejemplo, el Reino Unido ha perdido la Guerra de las Malvinas y el científico Alan Turing no se ha suicidado atormentado por las consecuencias del juicio al que fue sometido en los años cincuenta por su homosexualidad, sino que sigue vivo. No solo vivo, de hecho, sino plenamente activo, y dedicado al desarrollo de la inteligencia artificial, campo en el que ha conseguido un hito: la creación de los primeros seres humanos sintéticos, unos prototipos a los que da el nombre –según su sexo– de Adán y Eva.

Charlie, uno de los protagonistas de la novela, compra uno de los Adanes de la primera hornada, pensados para hacer compañía y ayudar en la casa, y con ayuda de su amante, la joven Miranda, lo programa a su gusto. Pero Miranda oculta un terrible secreto,y ese ser sintético prácticamente perfecto, sin las fisuras pero también sin los matices morales de los verdaderos humanos, acabará descubriéndolo.

 

La peculiar relación triangular entre Charlie, Miranda y Adán derivará en una creciente tensión que obligará a los personajes a tomar decisiones difíciles y arrastrará al lector a plantearse dilemas morales tan incómodos como necesarios. Tras 'Cáscara de nuez', Ian McEwan afronta otra propuesta literaria osada y ambiciosa, en la que se sirve de la ciencia ficción para lanzar algunas preguntas inquietantes: ¿qué es en definitiva lo que nos hace humanos? ¿Dónde están los límites éticos de la inteligencia artificial? ¿El fin justifica los medios? ¿Puede una máquina llegar a entender y juzgar la complejidad moral de las decisiones de un ser humano?

 

Para la crítica, 'Máquinas como yp' es una novela "sublimemente juguetona, no hay ni una página que no haga pensar o sonreir". Del estilo literario de McEwan dice que es "cautivador, inolvidablemente extraño. En la novela existen muchos placeres y muchos momentos profundamente perturbadores. Moralmente complejo y muy inquietante, animado por un espíritu travieso, siniestro e inteligente que es exclusivo de su autor. 'Máquinas como yo' es divertida y políticamente aguda; da mucho que pensar. En esta obra brillante, el estilo literario y la chispa intelectual hacen una combinación ganadora".

 

'From Hell', de Alan Moore

'From Hell' -la edición de 600 páginas de Planeta DeAgostini- tiene su origen en la serie limitada de historietas realizada entre 1993 y 1997 por el guionista Alan Moore y el dibujante Eddie Campbell, que especula acerca de la identidad y motivaciones del enigmático asesino Jack el Destripador. La magnífica edición de 2013 reúne la historia completa en una espectacular novela gráfica. 'From Hell' es, al menos hasta la fecha, la obra cumbre de Alan Moore.

 

Terror, mito y conspiración se entretejen en 'From Hell' en una recreación -desde la perspectiva forense- de los crímenes, de la sociedad de la época y de la vida cotidiana de las prostituas asesinadas. La novela gráfica de Moore es una reflexión alrededor de la violencia, de la relidad, de los mitos que aún perviven en las sociedades modernas. 'From Hell' es una novela densa y ambiciosa, que muestra diferente perspectivas y capas. Invita al lector a sumergirse en la investigación. Alan Moore entretiene y proporciona datos, fuentes, referencias y se permite licencias literarias. 'From Hell' revivie los crímenes generando un bucle narrativo.

'From Hell' parte de la premisa, según la cual los crímenes atribuidos a Jack el Ddestripador formarían parte de una conspiración para ocultar un hijo ilegítimo del Duque de Clarence y Avondale, el Príncipe Albert Victor Christian Edward, familiarmente conocido como Prince Eddie. La madre de la criatura habría sido Annie Crook, una simpática joven que trabajaba en una tienda de caramelos situada en Cleveland Street. El escándalo para la realeza fue mayúsculo, puesto que el príncipe en cuestión -segundo en la línea de sucesión a la corona- no sólo la dejó embarazada, sino que se casó en secreto con ella, ajena al linaje real. La Reina Victoria no tardó en cortar el asunto de raíz, separando al matrimonio a la fuerza y encargando al Médico Real Extraordinario, el masón Sir William Gull, la delicada misión de acallar a la joven; el procedimiento elegido, por lo demás simple, consistirá en extirparle la glándula tiroide y, con ella, la cordura. La novela de Alan Moore explora de la psique del 'Destripador', el complejo personaje de Gull. Una primera pista de sus obsesiones la encontramos ya antes de que reciba sendos encargos reales. /SPOONFUL

 

Suscripción a la Newsletter Enviar