1751

{CULTURA / LIBROS}

'He de escuchar mis novelas antes de escribirlas'

Carlos Zanón ha publicado su sexta novela 'Taxi'

Carlos Zanón es escritor, guionista, poeta, articulista y crítico literario, además de escribir letras para canciones y haber estudiado la carrera de Derecho y ejercicio la abogacía. El escritor catalán (Barcelona 1966) está considerado como uno de los referentes de la novela negra en España -será el comisario del festival BCNegra 2018-, aunque, como el mismo apunta, su última novela ‘Taxi’, no se enmarque dentro del género. Un toque de rebeldía, apunta. Porque si le preguntas qué entiende por novela negra asegura no saberlo. "Es -dice- algo que me dicen que hago a veces". Galdós con dos hostias, describió en una ocasión anterior. Apunta Carlos Zanón que escribe porque no sabe hacer otra cosa y que a escribir se llega desde la lectura. En su caso Lord Bairon, Boudaleire o Lou Reed. El rock and roll siempre presente porque aunque "es viejo mundo, mola". Así lo entienden los miembros de la mítica banda Brighton 64 que con textos de Zanón han compuesto su nuevo disco 'El tren de la bruja"./Javi Muro

 

SPOONFUL.- ¿Abrimos las páginas de Taxi y con qué historia nos encontramos?

 Hay muchas historias, porque el protagonista está hecho de historias, le cuesta conectar con la realidad porque la descifra con canciones, libros… Pero es la historia de alguien que quiere que algo le ate a algún sitio. Es un Ulises que quiere volver a su casa pero no sabe dónde está, no hay nada que le atraiga hacia sí.


S.- En Taxi parece existir una doble jaula; por un lado el propio taxi, por otro, la ciudad… pero, al mismo tiempo, que el taxi puede identificarse como una jaula, los coches tienden a simbolizar el concepto de huida… 

No puedes ir más allá de lo que te deja la correa. Todos lo sabemos. Ir hacia lo desconocido es romper la identidad, quien eres, la gente que te cuidará cuando envejezcas… ¿Estás dispuesto a eso?

 

S.- ¿La sociedad actual y las ataduras laborales con sus condicionantes destruyen las relaciones personales?

No, las hacen distintas. Siempre ha sido así. Nos educan con libros anticuados. No hay otra manera.


S.- La ciudad –Barcelona en este caso, pero el concepto de ciudad en tus novelas en general- es muy protagonista. Suena como ‘My Hometwon’, de Bruce Springsteen… Es mi ciudad, la ciudad que amo, pero también de la que quiero huir.

Claro: es quien me dice quién soy y por eso no me deja ser otro. Hay un conflicto.


S.- ¿Por qué escribes? ¿Siempre has escritor? ¿Desde pequeño inventabas historias?

Escribo porque no sé ser otra cosa. Me explico a mí mismo escribiendo. Doy sentido a mi vida, a las cosas que no puedo sentir sino las escribo. Desde crío quise ser escritor, sí.


S.- ¿A escribir se llega leyendo?

Sí, y apasionándote con leer.

 

S.- ¿Qué libros o escritores recuerdas que al leerlos dijeras quiero escribir?

Lord Byron. Las peregrinaciones de Childe Harold. Baudelaire. Las flores del mal. Lou Reed. Las letras de Berlín. Carver. Nabokov, Bukovski.

 

S.- ¿Qué has leído últimamente que te haya impactado?

'La suerte de Jim', de Kingsley Amis

 

S.- ¿Dónde se hallan los temas que dan pie a una novela?

En ti, en lo que te duele, en lo que no entiendes.

 

S.- ¿Si se encuentra el tema, los personajes surgen sólo?

Los personajes son todo. Cuando interactúan, salen los temas.

 

S.- ¿…y es cierto que los personajes cobran vida? ¿Se rebelan al escritor?

Un buen escritor da libertad pero no pierde el control.

 

S.- Al hilo de cómo surge la novela y los personajes… ¿Influyó que en tu familia hubiera habido taxistas? Corrígeme si me equivoco, tu padre y tu abuelo fueron taxistas. Imagino que es un trabajo duro

Sí, lo es. Me ayudó en el aspecto de pensar metafísicamente en el trabajo no de manera superficial. Esa manera es haberla tenido muy presente.

 

S.- Taxistas y escritores; trabajos solitarios ambos, ¿no?

Sí, y gestionando historias que te moldean.

 

S.- ¿Por qué la novela negra está tan de moda en los últimos años? ¿Stieg Larsson tuvo algo que ver?

Larsson la llevo al siglo XXI. Creo que ha recuperado el gusto por comunicar pero no sé el motivo y creo que después de 20 años una moda ya no es moda.

 

S.- ¿Qué es para tí la novela negra? ¿Tiene que tener algún ingrediente específico?

No lo sé. Es algo que dicen que, a veces, hago.

 

S.- ¿La novela negra es ya novela con mayúsculas o sigue considerándose un subgénero?

Es novela. Habrá quien considere que es subgénero.

 

S.- ¿Te consideras una persona rebelde? ¿Te gusta ir contracorriente? Te declaran referente de la novela negra española y con ‘Taxi’ te sales del género…

Como artista lo soy. Hago lo que quiero y cómo quiero. No puedo hacerlo de otra manera. Creo que eso es la creación. Lo hago ahora y lo hice durante 20 años cuando nadie me hacía caso. Soy muy tenaz.

 

S.- ‘Taxi’ es tu sexta novela, ¿Si echas la vista atrás cómo crees que ha evolucionado tu forma de escribir desde la primera?

Creo que acabas afinando el tiro. E intento no perder la desfachatez.

 

S.- ¿Sigues pensando que escribir canciones es más complicado que escribir una novela?

No. A veces uno dice tonterías por no aburrirse de hablar.

 

S.- ¿Las novelas tienen Banda Sonora? Lo digo por la presencia de The Clash en Taxi.

He de escuchar mis novelas antes de escribirlas. Es el tono. El latido.


S.- Y, por cierto, ¿al siglo XXI le falta rock and roll?

El rock’n’roll es viejo mundo pero mola. Aunque hagan lo que hagan, cuatro chavales encerrados en un local de ensayo gritando sus canciones siempre será rock’n’roll.

 

* Fotografía: Laura Muñoz.

Suscripción a la Newsletter Enviar