1265

{VIVIR / VIDA EN LA CIUDAD}

Aldeas infantiles intensifica su labor en Armenia y Azerbayan donde atiende a más de 5.300 niños tras el recrudecimiento bélico

Tras el resurgimiento del enfrentamiento armado en Nagorno-Karabaj, Aldeas Infantiles SOS ha aplicado protocolos de seguridad para asegurar la continuidad de sus programas en Kotayk e Ijeván (Armenia), y Bakú y Ganja (Azerbaiyán), en especial de aquellos situados en las zonas fronterizas (Ijeván y Ganja). Asimismo, la organización ha intensificado sus esfuerzos en la zona en conflicto, donde ya proporciona apoyo psicológico y prepara un programa de emergencia. Todos los niños, niñas y profesionales se encuentran a salvo, si bien Aldeas Infantiles continúa intentando localizar a las familias de sus programas cerca de Ganja. 

"El frente de batalla está a unos 50 km de distancia de Ganja", explica Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS. “Nuestros compañeros en el terreno están trabajando las 24 horas para contactar con las familias del programa de fortalecimiento familiar y empleo, pero de momento desconocemos cuál es su situación. Todos ellos viven en localidades ubicadas en el área de Nagorno-Karabaj”.

 

Al otro lado de la frontera, en la región norteña de Tavush, donde se encuentra Ijeván, la organización de atención directa a la infancia trabaja con más de 600 niños y niñas y 300 familias en situación de vulnerabilidad. “Por el momento la situación en esta zona es tranquila, nuestros trabajadores sociales están en contacto directo con todas las familias, y estamos proporcionando atención psicológica”, afirma Pedro Puig.

 

Aldeas Infantiles SOS ha pedido a las partes que retomen la vía del diálogo para resolver este conflicto histórico en la región. La organización lleva 30 años trabajando con la infancia vulnerable y dando apoyo a las familias en Armenia y 20 en Azerbaiyán. Entre ambos países, atiende a 5.332 niños, niñas y adolescentes y a 825 familias./SPOONFUL

Suscripción a la Newsletter Enviar