3955

{ENTREVISTAS}

'elarrebato' y el cine más allá de la cartelera

El cineclub logroñés apuesta por disfrutar del cine, sin olvidar su condición de transmisor de ideas

Decía Fellini que una buena película es como un buen vino. “Dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo a cada sorbo y al igual que las películas nace y renace con cada persona que lo saborea”. El director italiano no surge durante la tertulia que se genera una vez apagada la grabadora, pero sí queda claro que Isabel, Mónica, Susana y Amaia –las coordinadoras del Cineclub ‘elarrebato’- y Alfredo Cordero, el gerente de los Cines 7 Infantes, sienten pasión por el séptimo arte. En la conversación, por supuesto, se habla de cine, de películas que llevan a otras películas, de actores, actrices y directores,  de títulos que una no recuerda y que, con tan sólo un par de pistas, otra descifra. También de esos ‘placeres culpables’ que todos atesoramos en forma de títulos que nunca pasarán a la Historia del Arte Cinematográfico pero que nos hacen pasar un buen rato. Hace tan sólo unos días, la asociación ha programado ‘El extraño viaje’, la película dirigida en 1964 por Fernando Fernán Gómez. Casi un centenar de personas ha asistido a la proyección, cifra que es envidia de algunas cintas comerciales. La presidenta de ‘elarrebato’, Isabel Ribote se muestra satisfecha, pero al mismo tiempo recuerda que “cada proyección lleva mucho trabajo detrás, no es sólo decidir la película”.


El Cineclub ‘elarrebato’ nace en 2008 de la iniciativa de Manuel Aragón. “Fue la persona –recuerda Isabel- que lo puso en marcha, que lo registró como asociación sin ánimo de lucro y quien le dio el impulso. Ahora dirige la Casa de las Musas, otra iniciativa suya. A Manuel se le puede definir como un agitador cultural. El llevaba toda la gestión del cineclub y buscó una portavoz. Fue entonces cuando me incorporé a ‘elarrebato’. Después, en 2011, Manuel dirigió la mirada hacia otros proyectos y fue cuando asumí la gestión”.

 

‘La reina de los bandidos’, dirigida por Shekhar Kapur, fue el título elegido para inaugurar la pantalla del cineclub. Nunca ha sido sencillo sacar adelante la programación. “La gente no sabe –apunta la tesorera, Amaia Narvarte- lo que cuestan los derechos de proyección de una película”. ‘elarrebato’ solicita subvenciones en los programas culturales del Ayuntamiento de Logroño y del Gobierno regional. También ha colaborado con el Instituto Riojano de la Juventud y con la Fundación Caja Rioja, con quienes realizaban un ciclo en Centro Cultural Gran Vía. La crisis económica también se ha dejado notar en los presupuestos que las instituciones destinan a Cultura, pero ‘elarrebato’ ha seguido adelante. “Nunca –apunta Isabel- hemos pedido dinero a los socios. Hemos realizado proyecciones en aquellos momentos en que disponíamos de presupuesto”.  Una realidad que reitera Susana Igea, vocal en la junta directiva, “los derechos de proyección de una película son carísimos. Es muy complicado programar”.


Aun así, han continuado proponiendo iniciativas como fue la apertura de una sección juvenil del cineclub. “Queríamos –detalla Isabel- captar la atención de los jóvenes hacia el cine a través de películas dirigidas a esas edades, engancharles a través de los idiomas, por ejemplo”. Apunta Susana que la idea era invitarlos a disfrutar del cine, “de otros cine,  de  cine en  versión original”. Y es que ‘elarrebato’ nació con el deseo de poder ver esas películas que despiertan interés pero que por diferentes motivos no se proyectan habitualmente en las salas comerciales. Con esa idea, pero no sólo es esa la meta. “Tenemos claro que el objetivo es disfrutar del cine en todas sus formas, ya sea largometraje, cortometraje, cine documental, de cualquier época y procedencia y en versión original subtitulada cuando no sea en castellano –señala Susana-, pero también queremos remarcar su faceta formativa”. Así lo afirma el ‘Quiénes somos’ que puede leerse en la web de ‘elarrebato’: “El cine es un arma muy poderosa para la transmisión de ideas. Deseamos usarlo para el fortalecimiento de pilares imprescindibles en toda sociedad ya que cualquier tema: igualdad de géneros, convivencia de culturas, medio ambiente, enfermedad, superación de conflictos…puede ser ilustrado con una película”. Si puede ser pensado o escrito puede filmarse, que diría Kubrick.


Desde hace unos años, resalta Isabel, ‘elarrebato’ proyecta sus películas en los Cines 7 Infantes. “Nos pusimos en contacto con Alfredo –Alfredo Cordero, gerente de las salas logroñesas- y comenzamos una bonita colaboración. Es un lujo, todo son facilidades”. Alfredo comparte satisfacción. “Desde los cines –indica- también estamos contentos con el cineclub. El funcionamiento del cine a diario no me permite dedicar tiempo a otro tipo de programaciones, pero el cineclub era algo que nos atraía y su propuesta de colaboración era muy interesante. Las instalaciones del cine son para eso, para ver cine. Estamos encantados con ‘elarrebato’”.


Si realizas una búsqueda en Google de la palabra cineclub, Wikipedia apunta a una asociación para la difusión de la cultura cinematográfica, que organiza la proyección y comentario de determinadas películas. Una de esas ‘determinadas’ películas fue ‘El extraño viaje’ y el elegido para comentarla, Luis Alegre, periodista, presentador, director, guionista, y colaborador en diferentes medios de comunicación. A penas un instante antes de comenzar la proyección, Alegre mostraba su sorpresa. “Me han llamado de un cineclub”, decía. La presidenta de ‘elarrebato’ entiende las palabras de Alegre y describe una atmósfera proclive a la cultura en la ciudad. “Creo que es un momento importante para la cultura en La Rioja. Hace unos años yo quería largarme de aquí, daba la impresión de que no pasaba nada en la ciudad pero ahora hay un gran movimiento”.


Susana apunta a Isabel Ribete y a Mónica Norte –vicepresidenta de la asociación- como las referencias a la hora de seleccionar las películas a proyectar en el cineclub. “Isabel y Mónica controlan mucho sobre cine, ven mucho cine. Han estado en muchas ediciones del festival de San Sebastián. Tienen un criterio muy formado. Nos apoyamos en ambas para definir nuestra programación. Aportan unas propuestas muy interesantes. Ven mucho cine y tienen un criterio mucho muy amplio. A veces, incluso les paramos los pies -bromea- cuando proponen alguna película demasiado rara o complicada… queremos que la gente venga al cine –se ríen- no que salga horrorizada del cine”.


Hemos conseguido que la gente que acude al cineclub –resalta Mómica- confíe en lo que proponemos. Se ha creado una fidelidad con los socios de la asociación. Hemos arriesgado en ocasiones con las temáticas, pero de alguna manera se trata de eso. Susana además ha desarrollado la web y las redes sociales de ‘elarrebato’ y la difusión de nuestras actividades ha crecido”.


Aun así, Mónica recuerda que elegir una película, “por mucho que nos atraiga mostrarla, no es fácil. Elegimos un título, pero luego no es tan sencillo conseguirla y traerla”. Así les ocurrió por ejemplo cuando se propusieron programar una cinta de Al Paccino de los años 70. “Queríamos proyectarla –recuerda Isabel-, pero nos pedían una barbaridad y sin subtítulos. Tenemos que mirar también dentro de lo que nos gustaría proyectar qué es lo que es viable traer”. En el caso de Al Paccino, Warner les pedía 600 euros por los derechos de proyección y hacerse cargo del transporte de la cinta desde Londres. “Sí se ponen en marcha muchas iniciativas culturales –afirma Mónica- pero muchas veces se materializan por el empeño de los propios organizadores, el coste es muy elevado y se desarrollan por un impulso desinteresado”.


¿Pero qué tiene que tener una película para ser elegida por ‘elarrebato’? “No es preciso que se trate de un clásico –indica Isabel- caben todos los géneros y formatos, hemos proyectado desde películas españolas de los años sesenta a ciencia ficción o documentales. Se trata de ver buenas películas, que resulten atractivas y sugerentes por algún motivo, que aporten algo, y se trata, sobre todo, de disfrutarlas en pantalla grande, que es un auténtico lujo”.


En ‘elarrebato’ –que recibe su nombre de la mítica película de Iván Zulueta- ya trabajan en la próxima proyección y, al mismo tiempo, Alfredo Cordero apunta que desde los cines también tienen previsto programar un ciclo especial durante el verano. “Les pediré ayuda y asesoramiento”.


Las historias contadas fotograma a fotograma han reunido a Isabel, Mónica, Amaia, Susana y Alfredo. En el hall de los Cines 7 Infantes recuerdan cuál fue esa película que en algún momento de su vida les enganchó al cine. Apunta Isabel a ‘Blade Runner’, mientras que para Mónica el salto de lo infantil hacia adelante lo encuentra en el momento que vio ‘La Misión’. Alfredo, en cambio, señala esas películas de aventuras que le “enganchaban” de pequeño. Habla de ‘Lady Halcón’, ‘Willow’, ‘La princesa prometida’ o ‘El secreto de la pirámide’, “ya de mayor Psicosis”. Susana decidió que el cine era algo extraordinario cuando vio en la televisión ‘Historias de Filadelfia’ y Amaia reconoce que sintió algo especial cuando proyectaron en el colegio ‘El Club de los Poetas Muertos’. “Igual –dice- no la aprecié en toda su dimensión entonces, pero después se ha convertido en una de mis favoritas”. Motivos diferentes para sentir el primer pinchazo de la pasión por el cine, que igual –como decía el maestro del suspense- no es un trozo de vida, sino un trozo de pastel... del que disfrutar./Javi Muro









Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar