3964

{CULTURA / MúSICA}

Fast Fun Bizarre, rock, humor y la sátira de 'Mongolia'

La V edición del festival logroñés reúne una veintena de actuaciones con la música como coordenada

Los planes que surgen entre amigos suelen ser los más apasionantes. El Festival Fast Fun Bizarre nace de una conversación entre colegas. Podía haber sido ¿por qué no montamos un bar? –recurrente-, pero fue ¿Por qué no montamos un festival?.


Cuentan que la idea salta en Pradejón cuando el grupo de amigos -algunos músicos y todos creativos- asiste, como cada año, al extinto ‘Serie B’, el festival que se celebraba en la localidad riojana de Pradejón. "¿Por qué no montamos un festival? Si ellos pueden, nosotros también". Algo así debió ser la conversación, añadánse un fondo musical guitarrero, unos botellines de cerveza y un brindis canalla. Y así llegamos a mayo de 2013 y al sábado, día 11, y al comienzo de la quinta edición del Fast Fun Bizarre.


Música –rock  and roll, garaje principalmente- y humor son las coordenadas que sitúan el festival logroñés. El programa contempla una veintena de actuaciones en directo, repartidas entre la jornada de presentación –sábado 11 de mayo- y los días 31 de mayo y 1 y 8 de junio. Cuti Campari & The Olivettas; Chris Masuak & Los Eternos; Tokyo Sex Destruction; Funny Roman Numbers; DJ Plisken y DJ Kinkman; Dixiemulando; Eli y Los Revivalites; Violeta Vil DJ; Caustic Roll Dave; King Salami & The Cumberland Three; MFC Chicken; Reformers; DJ Cohete y DJ Txikito; Los Orgánicos; Ches Patas; Chalet Rosa; Ignatius; El turista optimista; Los Babas; Los Gandules y DJ Rafa Amilburu. Espectáculos a los que se sumará la presentación de la Revista Mongolia, que llega a Logroño de plena e incandescente actualidad tras su 'monárquica e imputada portada'.


Hablan los organizadores del Biribay –el local situado en la calle Fundición de Logroño- como el elemento indispensable que faltaba para hacer realidad su proyecto. Recuerdan que había demanda de música en directo en la ciudad, pero faltaba alguien se animara a programarla. Ahí surgió el Biribay Jazz Club. Y después otros locales como La Luna, el Stereo, La Aljana, El Dorado, El Fax, El Menhir, Lorca, o el Mal de Amores, algunos de ellos escenarios de Fast Fun Bizarre 2013.


El festival se plantea desde la idea de divertirse haciendo lo que les gusta; es decir, escuchar música  y disfrutar de la ciudad. Y también, aunque pequen de modestos, aportar su granito de arena a la actividad cultural de la capital riojana. Aúnan al confeccionar el programa el convencimiento de entremezclar la posibilidad de descubrir grupos y artistas al público logroñés, al tiempo que promocionan también las bandas locales. Y siempre –así lo recalcan- con una premisa incondicional: “no competimos ni quitamos el hueco a los programadores musicales que trabajan en la ciudad y se dedican a esto profesionalmente, nuestra idea es sumar, sin excluir a nadie”.

 

Así, el sábado 11 de mayo, a las 14 horas, en el Café La Luna y con entrada gratuita tendrá lugar la presentación de Fast Fun Bizarre 2013. Un acto que contará con la actuación de Cuti Campari & The Olivettas, mientras se saborea una degustación de productos riojanos y se celebra la catarata de regalos ofrecida por los colaboradores del festival.
Cuti Campari & The Olivettas se mueven en el territorio del jazz, desde donde afrontan un amplio repertorio de versiones de los grandes clásicos de la música del siglo XX. Swing, bolero, jazz, hawaian mood, Campari y los Olivettas atacan temas de Sinatra o Madonna, de Nat King Cole, Elvis, The Beatles, Aha o Police.

 

La fiesta de presentación tendrá cotinuidad en el Stereo Rock&Roll Bar con el concierto de Chris Masuak & Los Eternos. Es la oportunidad de escuchar en directo a un guitarrista legendario. Y es que el músico autraliano es un virtuoso de la guitarra y un compositor de dilatada carrera, que ha formado parte de bandas como Radio Birdman.
Cosas de la vida, hace tan sólo unos meses, Masuak dejó atrás Sidney y estableció su casa en Viveiro (Lugo), acompañado de su mujer y de su hijo recién nacido. Allí conoció a Los Eternos con los que ahora da rienda suelta a su potente rock and roll.

 

Ya el viernes 31 de mayo, dará comienzo el festival. Y su apertura correrá a cargo de Tokyo Sex Destruction y Funny Roman Numbers. Será en la Sala Biribay a las diez de la noche.
Tokyo Sex Destruction llegan al Fast Fun Bizarre con ‘Sagittarius’, un disco  destinado a ser uno de los más importantes de la carrera del grupo, después del mítico ‘Le Red Soul Communitté’ . Ahora aunan la energía desbocada de sus primeros pasos y la madurez conseguida tras años de girar por todo el mundo: Estados Unidos, Francia, Canadá, Alemania, Rusia… con sus percusiones latinas, sus desarrollos psicodélicos, soul, rock and roll y hipismo pandillero.

 

Por su parte Funny Roman Numbers, el grupo logroñés formado por Vitro, Carlos, Héctor y Fred, han rodado con su música por Barcelona, Cuenca, Burgos o Vitoria, tocando en salas, plazas de pueblo, festivales o casas okupa. Entre sus gustos Hellacopters, Posies, Foo Fighters o Queens of the Stone Age.
Ya el sábado 1 de junio, el festival tomará la calle Laurel de Logroño con la V Ruta de Pinchos y el concierto itinerante al ritmo del jazz de Dixiemulando. Será a las 14 horas y sin pausa posible, a las 15,30, y tomando como escenario el entorno de los bares Fax y La Aljana en la plaza de San Agustín, Eli y Los Revivalites pondrán ritmo años sesenta al tramo final del picoteo. Música Ye-Yé, alegre, divertida y un poco inocente pero revisada con un toque garagero y un poco punky. En Eli y los Revivalites las falditas sesenteras y las cintas en el pelo se juntan con patillas de un palmo y pantalones de pitillo. El repertorio repasa temas de grupos españoles de la época como 'Los Salvajes', 'Shelly y Nueva Generación', 'Los Pops' o 'Miki y los Tonys'.

 

El café La Luna servirá el café y la copa y los amenizará con Violeta Vil DJ y Caustic Roll Dave, folk crudo, blues, tecnología Lo-Fi, melodías extraviadas –según reza el programa- y guitarras infecciosas. Ya por la noche (22 horas) la música se traslada a la Sala Biribay Jazz Club. Será el turno de King Salami & The Cumberland Three, MFC Chicken y Reformers.
Dicen que King Salami & The Cumberland Three es la banda de Rhythm’n’Blues-Punk más grande y sensacional de todo Londres. Y aseguran que es cierto que representa a a la capital inglesa, pues la formación es una mezcla de cruces del Caribe, Francia, Japón, Gales y México, de donde viene  el último fichaje de la banda, el saxofonista. En su repertorio influencias de los grandes temas de los 50 y 60 adaptados a los oídos modernos, lo que hace que su música  suena a algo fresco y nuevo.


La historia de MFC Chicken o, lo que es lo mismo, de Spencer Evoy, tiene todos los condimentos que forjan las pequeñas leyendas musicales.  Evoy llegó a Londrés con la utópica ilusión de reavivar el espíritu del sonido rock’n’roll del noroeste de América. Cuando dejó Canada y emprendió el viaje no sospecha que su proyecto se convertiría en realidad frente a una pollería de Holloway Road.

 

Y es que acuciado por el hambre y sin una moneda en el bolsillo, decidió ponerse a tocar su saxo frente a la pollería con el objeto de conseguir financiación y adquirir el exquisito manjar. Fue allí, desde la vivienda del piso superior, donde Bret Boltón lo descubrió. Y como no podía ser de otra forma  asumieron el nombre del establecimiento para su grupo MFC Chicken. Desde entonces no ha parado de tocar el rock and roll que les emociona.
Reformers surge, como sus propios miembros señalan, hace años, a través de las conversaciones de bar de Aitor, de ‘Soul Gestapo’, y Gerardo y Antonio, ‘Los Chicos’, sobre la admiración que sentían por Lew Lewis Reformer, “un grupazo de pubrock y Rhythm&blues liderado por este increíble armonicista”. Ahora, Reformers suenan a eso, a rhythm&blues, oubrock y, por supuesto, rock and roll. Logroño disfrutará de un gran concierto el día 31.


El sábado 8 de junio, el festival reúne humor y música. El Café La Luna reunirá a las cuatro de la tarde a Los Orgánicos y Ches Patas. Los Orgánicos presentarán su obra rica en detalles y basada en el diálogo entre el ritmo y la melodía. Como bien apunta el programa se trata de una propuesta desafiante, vanguardista a nivel técnico, intensa y emotiva, que genera un mundo único. Un universo al que dan forma mediante la colaboración con otros artistas para crear la estética de músicos, instrumentos, moda, vídeo, juguetes o fotografía.

 

La fiesta continuará en Bodegas Franco Españolas a partir de las siete de la tarde. Será el momento de la presentación de la revista satírica Mongolia. Una publicación que llegará a Logroño tras la portada sobre la infanta Cristina, que ha levantado más una ampolla. Tras conocerse que la imputación ha quedado en suspenso, Mogolia ha propuesto utilizar el prefijo ‘DES’, para customizar el titular de la revista.
Mongolia propone un análisis de la actualidad, la sociedad y la política desde un punto de vista satírico y humorístico; aunque también ofrece trabajos periodísticos serios, una sección en la incluye reportajes, dosieres e informes siguiendo la tradición de Le Canard Enchainé francesa.


En los salones de la bodega logroñesa sonará la música de Chalet Rosa, una –ya no tan reciente- banda logroñesa que mezcla el indie-rock, el noise, el pop y el punk en un cada vez más amplio –y variado- repertorio propio que ha virado desde los locos experimentos iniciales de ‘Ponte en pelotas’ o ‘La vida es muy rara’ hasta sus últimos temas más serios y potentes como ‘La moda’, ‘No me quieras más’ o ‘Piensa algo rápido’ pasando por sus ya más conocidas ‘Todas las chicas deberían hacer el amor con sus amigos’, ‘Comidas de negocios’, ‘Gato encerrado’ o ‘El re trato de Dorian Grey’.

 

Entre la música en directo se cuela el humor. Ahí aparece Ignatius, que ofrecerá una experiencia cómica genial, radical e irrepetible. Después de sus apariciones en La Hora Chanante y Paramount Comedy, Ignatius Farray se propone ahora llegar a las mismísimas fuentes de la Comedia. Humor en estado puro, Ignatius recupera la esencia de la comedia.
La música en directo retornará al escenario de la mano de El Turista Optimista, la nueva criatura musical del holandés Rick Treffers. ‘Ser español’ es su primer disco escrito en castellano, un trabajo que se compone de diez canciones en las que este ‘guiri legal y atípico’ expresa su amor por nuestro país y sus habitantes, y también su perplejidad ante ciertos comportamientos. Se trata de un proyecto que va más allá del fenómeno estrictamente musical y que pretende abrazar aspectos culturales y sociales, y establecer puentes de diálogo e intercambio entre las personas. Eso sí, todo con mucho humor, ironía y amor.


La música continuará en Bodegas Franco Españolas con la actuación de Los Babas, una formación logroñesa que no necesita abuela. Se autodefinen como el mejor grupo del mundo  y aseguran contar con dos de los hits más ‘berreados’ de las historia del rock. ‘Todo el mundo dice cagüen dios’ y ‘La derecha está hecha de metal’.

 

Humor y música subirán a la escena de la mano de Los Gandules. El dúo propone un espectáculo acústico que tan sólo precisa de dos guitarras acústicas y un sofá. Un lugar de asiento que transforman en púlpito desde el que enlazan una tras otra versiones, un tanto surrealistas, de populares canciones que guían una puesta en escena irreverente e imprevisible. La fiesta del Fasta Fun Bizarra la cerrará DJ Rafa Amilburu.

 

Serán tres intensos días para disfrutar de buena música, mucho sentido del humor y de lo mejor de Logroño, descubriéndolo así para todos los que se acerquen a la capital riojana./ Javi Muro


Fast Fun Bizarre


Entradas:
Viernes: 31 de mayo: 15 euros.
Sábado 1 de junio: 20 euros.
Sábado 8 de junio: 12 euros.
Abono días 31 de mayo y 1 de junio: 30 euros.

Suscripción a la Newsletter Enviar